Coghlan festejará su aniversario en la plaza de la estación

Este sábado 1º de febrero, de 17 a 19, en Estomba 2649. Habrá shows en vivo, arte urbano y muchas sorpresas.

Este sábado 1º de febrero, de 17 a 19, en Estomba 2649. Habrá shows en vivo, arte urbano y muchas sorpresas.

Coghlan cumple 129 años de vida y lo festejará junto a los vecinos. La cita es este sábado 1º de febrero, en la plaza de la estación (Estomba 2649), de 17 a 19 horas. “Durante la jornada habrá shows en vivo, arte urbano y muchas sorpresas más”, anticipan desde la Comuna 12, que estará a cargo de la organización. En caso de lluvia, el evento será suspendido.


Origen inglés

El ingeniero John Coghlan nació en 1824 en Irlanda. Contratado por el Estado argentino, arribó a nuestro país en 1857 para colaborar en diversos emprendimientos de obras públicas y ferrocarriles. Trabajó en la construcción de numerosas líneas férreas, proyectó la instalación de aguas corrientes en Buenos Aires y su sistema de cloacas, aconsejó a los primeros ingenieros locales y fue uno de los socios fundadores de la Sociedad Científica Argentina.

Coghlan murió en 1890, lejos de la Argentina. El 1 de febrero del año siguiente, cuando la compañía Ferrocarril de Buenos Aires-Rosario que él había presidido finalmente inauguró la obra de una nueva estación entre las de Belgrano R y el Partido de las Conchas, hoy Tigre, le otorgaron a la flamante parada de trenes el nombre del ingeniero irlandés. Como es lógico, en los alrededores del ferrocarril comenzó el loteo tierras y la apertura de las calles para conformar las manzanas del naciente barrio. Hoy Coghlan está demarcado por la avenida Monroe, las vías del ex ferrocarril Mitre y las calles Núñez y Zapiola, que lo limitan de Saavedra, Núñez, Belgrano y Villa Urquiza.

Coghlan festeja 129 años de vida este sábado.

“Es un barrio porteño que tiene ritmo de pueblo chico, con veredas tranquilas, calles empedradas, frondosos árboles y casas bajas. Por aquí, los vecinos se conocen y se saludan. En este rincón de la ciudad es fácil toparse con personas que sacan afuera sus banquitos para tomar mate o niños jugando a la pelota. La antigua estación del Ferrocarril Mitre irradia a sus alrededores un clima mágico y es una joya de la arquitectura ferroviaria. A este lugar, que es cuidado por sus propios vecinos, se llega por las calles Pedro Rivera y Estomba. Si algo hace diferente a Coghlan no es sólo su estilo inglés: es el sentir de pertenencia de quienes lo habitan”, describe Agustín Gallego, integrante de la Junta de Estudios Históricos del barrio.

Crédito de foto de portada: www.salvatorisa.com.ar

Comentarios Facebook