Crisólogo Larralde, la falsa calle que provoca multas por exceso de velocidad

Históricamente considerada avenida, el Gobierno de la Ciudad tachó esa condición de sus carteles aunque en algunos sigue la nomenclatura original. Quienes exceden los 40 km/h son sancionados.

  • 75
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Ley Nº 1751 General de Velocidades, vigente en la Ciudad de Buenos Aires desde julio de 2005, establece en el Art. 2º, Inciso C, que la máxima permitida en avenidas es de 60 kilómetros por hora, mientras que en calles y colectoras de vías rápidas es de 40.

Pero hay casos ambiguos que producen grandes dolores de cabeza a los conductores de automóviles. En realidad, se trata de avenidas camufladas de calles o a las que se le degradó la condición de vías rápidas simplemente tachando la nomenclatura original de los carteles indicadores. Es el caso de Crisólogo Larralde.

Según el cartel indicador ubicado en la intersección con Triunvirato, Crisólogo Larralde es avenida.

La citada norma aclara que el Poder Ejecutivo podrá establecer velocidades inferiores a los límites máximos establecidos en los sectores o tramos de arterias donde fundadas razones técnicas lo aconsejen. “La señalización indicativa de estos límites diferenciados deberá instalarse con la suficiente antelación al sector en que se dispongan y de forma tal que no obliguen a los vehículos a un brusco descenso de velocidad”.

A la altura de Zado, como en la mayoría de los cruces, el cartel de Crisólogo Larralde fue retocado para obviar el rango de avenida.

En Crisólogo Larralde al 5200, donde desemboca y finaliza Díaz Colodrero, una cámara controla electrónicamente que la velocidad máxima sea de 40 km/h. En caso de superar ese límite, los automovilistas se llevarán como recuerdo una fotomulta. Posiblemente esa restricción se deba a que allí se encuentra el predio donde juegan las divisiones inferiores del Club Atlético Platense, lo cierto es que en algunos sectores de la traza se observan carteles circulares con el inequívoco 40 destacado en su interior. La conclusión es que quien conduzca por encima de esta velocidad, creyendo en su buena fe que circula sobre una avenida, está cometiendo una infracción de tránsito.

Según Google Maps, hasta hace un año la chapa de Crisólogo Larralde en su encuentro con Díaz Colodrero desmentía ser una calle.

La pregunta que cabe hacerse entonces es si Crisólogo Larralde es avenida o calle. La mayoría de los vecinos de Belgrano, Saavedra y Villa Urquiza entienden que la arteria, que se extiende desde Libertador hasta Constituyentes, es una vía rápida. De hecho, en algunos carteles relevados durante ese largo tramo subsiste tal condición. El más importante puede encontrarse en el cruce con Triunvirato, a la altura de la Embajada China. Pero más allá de las opiniones y fuentes extraoficiales consultadas, como Wikipedia, numerosas resoluciones publicadas en el Boletín Oficial de la Ciudad de Buenos Aires citan inequívocamente a Crisólogo Larralde como avenida.

Wikipedia presenta a Crisólogo Larralde como avenida. No es la única fuente que lo asegura: también las oficiales.

Sin embargo, la mayoría de los nomencladores de la ex Republiquetas tienen una particularidad. La abreviatura de “Avenida” fue borrada con esmero, dejando una sangría que evidencia la deliberada acción de quitarle ese rango y con ello convertirla en calle. Algo similar a lo que sucedió hace una década con Galván, aunque con la diferencia de que aquella intervención urbanística incluyó el ensanchamiento de las veredas y la reducción del tránsito a dos carriles. También se construyeron dársenas del lado derecho, en el sentido del tránsito, protegidas mediante ensanches de esquinas.

En el cartel que indica el cruce con Holmberg se nota claramente cómo Crisólogo Larralde perdió su estatus de avenida.

No sabemos si los parches en los carteles son recientes, sí que la contradicción es de vieja data. En mayo de 2001 el Ejecutivo de la Ciudad envió a la Legislatura, con pedido de trámite rápido, un proyecto por el que se aumentaba la velocidad máxima permitida en algunas vías de circulación de la ciudad. Entre otras modificaciones, que finalmente no prosperaron, la iniciativa buscaba subir en la Avenida General Paz de 80 a 100 kilómetros por hora, en las colectoras de la General Paz y de la Autopista Dellepiane de 40 a 60 y en Crisólogo Larralde desde Avenida del Libertador hasta la General Paz también de 40 a 60.

En los planos oficiales del Gobierno de la Ciudad, Crisólogo Larralde incluye la abreviatura de avenida.

Aunque para todos nosotros sea una avenida, Crisólogo Larralde fue disfrazada de calle allá lejos y hace tiempo por los funcionarios de la Ciudad. No sabemos si para corregir un error administrativo, que consta en alguna documentación perdida, o para convertirla en trampa cazabobos con afán recaudador. Lo cierto es que quien circule a más de 40 kilómetros por hora estará cometiendo una infracción de tránsito y se expondrá a pagar una multa.

Comentarios Facebook
  • 75
  •  
  •  
  •  
  •  
  •