Denuncian a Telecentro por incumplir con la Ley de Defensa del Consumidor

Las políticas de baja del servicio de la empresa de televisión por cable, telefonía e internet infringen la normativa vigente desde 2016, que prohíbe el cobro de preaviso o mes adelantado.

Compartir:

En medio de la cuarentena y la emergencia económica, usuarios de Telecentro se quejaron masivamente en las últimas horas a través de las redes sociales por la mala calidad del servicio y la pésima atención brindados por la empresa de televisión por cable, telefonía e internet. Uno de los temas que genera mayor malestar entre los clientes es la actitud evasiva ante el pedido de baja. Pocas veces atienden el teléfono y cuando lo hacen derivan el llamado al “Área de Fidelización”, que busca evitar la cancelación del contrato.

En otros casos los empleados sugieren pedir la interrupción del servicio desde la “Sucursal Virtual” (https://www.telecentro.com.ar/), desde el link escondido al fondo de la página “Solicitud de baja”, tras lo cual sobreviene un nuevo llamado -que busca disuadir nuevamente al cliente de su decisión-, la recomendación de llamar al 3973-6666 para ultimar el trámite y finalmente el rechazo del mismo, en caso de haber sido realizado la segunda quincena del mes, bajo el argumento de que debe pedirse del 1 al 15. Cuando uno intenta hacer el reclamo desde una red social, responden que “actualmente” por este medio no cuentan con la posibilidad de generar la baja del servicio.

Al mismo tiempo, sus community managers son tajantes. Con calculada amabilidad, afirman haber verificado “que desde el sector de bajas fueron informadas las políticas de baja correspondientes” y que “para poder generar dicho pedido es precios que las políticas mencionadas estén cumplidas”, tras lo cual lamentan “las molestias que esto puede llegar a ocasionar”. En los hechos, esas “molestias” son el cobro de un nuevo mes no solicitado y que en este contexto muchos usuarios no están en condiciones de abonar, pero se ven obligados a hacerlo porque tienen el servicio bajo la modalidad de débito automático.

Al respecto, las políticas de la empresa se dan de bruces con las disposiciones legales vigentes. El 13 de julio de 2016 la Ley 24.240 de Defensa del Consumidor, dentro del Capítulo III “Condiciones de la Oferta y Venta”, hizo una modificación importante. Incorporó el Artículo 10 quáter, titulado “Prohibición de cobro”, que dice textualmente: “Prohíbase el cobro de preaviso, mes adelantado y/o cualquier otro concepto, por parte de los prestadores de servicios, incluidos los servicios públicos domiciliarios, en los casos de solicitud de baja del mismo realizado por el consumidor ya sea en forma personal, telefónica, electrónica o similar”.

Esta normativa desmiente el argumento de muchas empresas de servicios públicos, que para neutralizar el efecto inmediato de una baja se amparan en la política ilegal de fijar del 1 al 15 el período para solicitar la interrupción del servicio. La propia Dirección Nacional de Defensa del Consumidor lo aclaró recientemente en Twitter, al responder a la queja de un cliente -cuando no- de Telecentro. “No hay quincenas determinadas por Ley”, afirmó el organismo oficial de control.

https://twitter.com/Marcelo56341858/status/1262952048200482818?s=20

Telecentro lidera cómodamente el ranking de empresas con más reclamos de la Argentina. En 2018 recibió 8.140 quejas de las 130.000, muy por delante de quienes le seguían en la lista: acumuló casi el doble que la segunda, Edesur, con 3.178. Sólo Telecentro agrupó ese año más del 6,2% de las quejas del sector telecomunicaciones, porcentaje que está ampliamente más arriba de lo que sucede en todos los rubros. “Y si se lo compara con la cantidad de abonados el número es aún más elocuente: tiene 850 mil sobre un total de un mercado de más de 11 millones de suscriptores de ese tipo de servicio en todo el país”, detalló el diario Ámbito Financiero.

Harto de esperar que le dieran de baja el servicio, estalló de furia en una sucursal de Telecentro
Mayormente en redes sociales, pero también presencialmente en sus propias oficinas, los usuarios de Telecentro suelen manifestar su impotencia ante los abusos de la empresa.

De los más de 8.000 reclamos que tuvo en 2018 Telecentro, unos 3.000 fueron por falta de procesamiento de baja del servicio y casi 4.000 por incumplimientos, cumplimientos parciales o defectuosos del servicio contratado. Esa indolencia ha dado lugar a reacciones temperamentales de los usuarios, como la ocurrida en 2017 en las oficinas que la empresa tiene en Lanús. Un hombre ingresó con su decodificador en mano y lo estrelló contra el piso: “¿Me va a dar pelota Telecentro alguna vez? Estoy podrido”. El cliente venía reclamando la baja del servicio desde hacía dos meses, infructuosamente, por lo cual debía seguir pagando. Adujo además haber perdido su trabajo por la mala calidad de la conexión de Telecentro.

Comentarios Facebook
Compartir: