Desde hace unos años viene dando vueltas un rumor entre algunos hinchas calamares. Se habla de la existencia de unos certificados que la casa madre del fútbol mundial habría enviado a Zufriategui 2021 como consecuencia de algunos hechos estadísticamente llamativos. ¿Serán verdaderos o se trata de un mito urbano?

Por Julián Amerise
platense@periodicoelbarrio.com.ar

El fútbol y todo lo que lo rodea a veces suele estar rodeado de mitos, fantasías, historias fabulosas o como deseen llamarle. Ésta tal vez sea una… o no. Desde hace un tiempo, algunos hinchas vienen hablando sobre unos supuestos Diplomas FIFA que habrían llegado desde Suiza, aparentemente entre los años 2007 y 2008. Habrían sido confeccionados por la IFFHS con relación a algunos hechos destacados, desde el punto de vista estadístico, vinculados con el Club Atlético Platense.

La misteriosa IFFHS
Para comenzar a desentrañar este misterio hay que ir por partes. ¿Qué es la IFFHS? La Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol (en inglés International Federation of Football History and Statistics), más conocida por el acrónimo IFFHS, es una organización privada instituida el 27 de marzo de 1984 en Leipzig (Alemania)​, a iniciativa del alemán Alfredo W. Pöge, actual presidente de la institución. Pöge presentó la idea al entonces Secretario General de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA), el suizo Dr. Helmut Käser, de establecer una documentación cronológica, estadística y científica del fútbol a nivel mundial y determinar los récords mundiales en todas las áreas de dicho deporte de acuerdo con los principios de la FIFA. Según la IFFHS, Käser consideró bueno el proyecto pero señaló que el mismo requeriría de muchos años de preparación para adquirir credibilidad a nivel internacional. Desde enero del 2014 la IFFHS tiene su sede en Lausana (Suiza).
Desde sus inicios hasta el año 2002, la IFFHS se concentró en la publicación de revistas trimestrales como Fußball-Weltzeitschrift, Libero spezial deutsch, y Libero internacional.​ Luego de la interrupción de tales publicaciones por razones que no fueron oficialmente esclarecidas, la organización publicó sus investigaciones y artículos en varios idiomas gracias a intervención de patrocinadores. Finalmente, la organización estadística se ha limitado a publicar sus trabajos en su sitio web, recibiendo el apoyo logístico de la FIFA,​ organización que reconoce a la IFFHS y a sus publicaciones.
Los miembros de la IFFHS poseen acceso exclusivo a los archivos de la FIFA, a la vez que dicen rechazar toda influencia gubernamental, política o religiosa en la elaboración de sus trabajos, de acuerdo con los principios del máximo organismo del fútbol mundial.​ Por otra parte, la FIFA ha expresado su desvinculación con la clasificación de clubes de fútbol, la cual es de autoría exclusiva de la IFFHS.

¿Existen?
Ahora bien, la IFFHS se dedica a estudiar hechos estadísticos. Al ser consultados vía mail por este caso puntual, no se obtuvo una contestación concreta. Por lo tanto, luego de indagar durante varias semanas, meses, y rebotar de un nombre a otro sin suerte, se logró dar con un dirigente que formó parte de la Comisión Directiva por aquellos años en los que habrían llegado estos famosos diplomas, más bien de la gestión siguiente. El mismo solicitó reserva de identidad, pero ante la consulta respondió con contundencia: “Sí, es cierto, existen y sé donde están”.
Unas semanas más tarde, en un encuentro personal, el ex directivo contaba: “No son diplomas propiamente dichos, sino una especie de certificaciones que nunca se hicieron conocer porque no son hechos de los cuales enorgullecerse. Una es sobre el descenso con Racing de Córdoba, otra sobre el diseño del estadio y otra más sobre un jugador que no recuerdo bien por qué era”. Al ser consultado sobre cómo llegaron al club o quién los tiene, explicó: “Estas cosas llegan primero a la AFA, son habituales, nada para darle mucha relevancia porque no son un premio o algo para enmarcar. Muchos clubes reciben estos certificados en todo el mundo. Los encontré yo personalmente, dado que cuando hubo cambio de autoridades y falleció un ex dirigente, reacomodando la que era su oficina, en una carpeta aparecieron los documentos dentro de un sobre membretado”.
Luego de varios días, con el tema prácticamente “freezado” por falta de pruebas, llegó a la casilla de correo de quien suscribe esta nota un supuesto escaneo de los diplomas. El mail estaba firmado por “Calamar Misterioso”. Al consultarle al dirigente en cuestión sobre este hecho, se desligó de tal suceso y sólo confesó haberlo hablado con algunos ex pares de aquella Comisión Directiva, pero sin dar nombres como para llegar a quien envió el mail o al menos achicar el margen.

Uno de los diplomas «felicita» a Platense por un curioso hecho.

Los tres diplomas
Si bien tras buscar online para comparar con otras certificaciones emitidas por la IFFHS hay similitudes, siempre quedará abierto el margen para la duda sobre la veracidad de los mismos. El tema estaba sembrado hacía tiempo y el material recibido coincide con al menos tres temas que estaban dando vueltas de boca en boca.
Uno de ellos hace referencia a un hecho jamás sucedido en la historia del fútbol hasta ese fatídico 20 de abril de 2002, tal vez el día más triste de la historia de Platense. Dos equipos y dos hinchadas lloraron al mismo tiempo en una imagen surrealista. No hay una sola sonrisa en un deporte que premia y castiga tras 90 minutos. No hay registros de que haya pasado algo similar en el fútbol argentino, al menos. Dos conjuntos con posibilidades de jugar un reducido para ascender a Primera, bajaron de categoría el mismo día, en la misma cancha, con el mismo pitazo final. Esto sucedió acompañado por un cambio de reglamento: descendían siete equipos, algo inaudito.
Platense y Racing de Córdoba se midieron en Vicente López, empataron en dos tantos y ambos descendieron. El Calamar pasó a jugar por primera vez en la tercera categoría, la B Metropolitana, y los cordobeses se fueron al Torneo Argentino. El técnico de Platense, Carlos Trullet, dijo aquel día: “Fue una lástima. En 90 minutos nos jugábamos el cielo o el infierno y nos tocó lo que nadie quería”. Este diploma manifiesta que, al ser la primera vez que sucedía tal curioso hecho, tanto Platense como Racing de Córdoba eran merecedores de esta “mención”.
El segundo hecho es tan curioso que asombra. Es sobre la construcción de estadio Ciudad de Vicente López. De ser cierto, realmente llama la atención que la IFFHS haya reparado en algo que el propio hincha de Platense debe omitir por costumbre. Aparentemente, según esta federación de estadígrafos, el estadio del Calamar sería el único de todos los clubes del mundo que tiene las torres de iluminación del campo de juego dentro del perímetro y no sobre o fuera de las gradas (tribunas).
El otro documento que llegó vía el “informante misterioso”, coincidente también con lo comentado por el dirigente consultado y los dimes y diretes de los hinchas, es en relación al jugador Fernando Giarrizzo, quien integró el plantel campeón en 2006. Este sería el único de los tres diplomas con un mérito deportivo real y como para sacar pecho. En el primer partido de la temporada, Platense visitó a Defensores de Belgrano y lo derrotó 3 a 0 en el Bajo con goles del zurdo, otro de Federico Martorell y uno más de Daniel Vega. El dato curioso, es que el mendocino habría sido el primer jugador debutante de la historia de un club en convertir un gol en la primera pelota que toca en juego, a los 30 segundos de partido.
A la postre, el Calamar fue campeón de ese torneo, del cual por estos días se cumplen 13 años. Al ser consultado por El Barrio, Giarrizzo cuenta: “El diploma existe y fue sorpresivo. Un hincha muy querido, Pedro Barros, me lo hizo llegar. Fue por un hecho muy particular, yo tomé conciencia pero nunca imaginé que se podían dar cuenta desde una federación tan importante. Fue porque en la primera pelota que toqué jugando para Platense hice un gol. Yo siempre decía que eso era récord Guinness, pero nunca imaginé el reconocimiento, más que nada anecdótico, porque fue una cuestión de azar”.

Fernando Giarrizzo confirma la existencia del diploma enviado por la FIFA.

Dado que por estos días se cumplen 13 años de aquel campeonato tan recordado, el hoy ex jugador cuenta sus sensaciones a la distancia: “Salir campeón con Platense fue algo emocionante, fue el primer torneo que gané, era muy chico y sufrimos mucho. Por ejemplo desde lo económico; estuvimos siempre tres meses atrás, se nos complicó con un montón de cosas. En la pretemporada no teníamos campera de lluvia y nos poníamos bolsas de residuos. Fue un grupo impresionante, que pese a todo estaba muy unido y tenía un objetivo claro e hizo de todo por conseguirlo. Fue espectacular, tal es así que al día de hoy tenemos un grupo de WhatsApp que está todos los días activo”. Ya alejado del fútbol por una lesión de rodilla, Giarrizzo trabaja en un banco, es papá desde hace pocos meses y luce orgulloso su reconocimiento.
Se habla de que habría un cuarto diploma que involucraría indirectamente a Platense. Sería por el gol convertido al Calamar en 1999 en cancha de Vélez por Martín Palermo, con aquel famoso penal ejecutado con ambas piernas por un resbalón del Loco. Ese día Boca ganó 2 a 0.
Como se ha mencionado anteriormente, la veracidad o no de los diplomas quedará a criterio o creencia de cada lector. Los mismos poseen logos de FIFA y la IFFHS y están firmados digitalmente por Joseph Blatter, ex presidente de la casa madre del fútbol mundial. ¿No es al menos dudoso que el mismísimo presidente de la FIFA haya prestado su firma a un tema estadístico? Queda abierto el misterio. ¿Quién tiene y dónde están físicamente los papeles? Creer o reventar… ¿Realidad, mito o fantasía?

Comentarios Facebook
https://periodicoelbarrio.com.ar/wp-content/uploads/2019/05/Diploma-2-150x150.jpg

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.