El funcionamiento de los templos religiosos en tiempos de Covid-19

Dese la semana pasada está habilitado el ingreso para la oración individual y las grabaciones de las celebraciones por streaming.

En el marco del plan integral y gradual de puesta en marcha de la Ciudad, desde el miércoles 22 de julio se habilitó el ingreso a los templos religiosos para la oración individual de fieles, la grabación de las celebraciones por streaming y la realización de tareas administrativas.

El protocolo por la pandemia de coronavirus determina que puede acceder un máximo de diez personas para el rezo personal, sin hacerlo en simultáneo con la grabación o transmisión de las celebraciones, y todas deben hacerlo utilizando tapabocas y tomando las medidas sanitarias correspondientes.

Con entrada limitada, la semana pasada reabrieron los templos religiosos de la Ciudad. Foto: Prensa GCBA.

En la puerta de entrada de los templos debe permanecer una persona que supervisará el número de ingresantes y, entre otros controles, denegará el acceso en caso de que pertenezcan a los grupos de riesgo del Covid-19.

Federico Pugliese, Director General de Entidades y Cultos de la Ciudad de Buenos Aires, asegura que “en estos momentos la dimensión espiritual es fundamental para muchos vecinos y vecinas” y subraya: “Con las distintas comunidades de fe que conviven en la Ciudad venimos buscando juntos desde el comienzo de la pandemia las mejores vías para transitar un camino de apertura gradual y responsable”.

Hasta el momento puede ingresar un máximo de diez personas para el rezo individual. Foto: Prensa GCBA.

Entre las iniciativas conjuntas del Gobierno porteño y los referentes de los distintos credos se destacan la disposición de vacunatorios en diferentes iglesias, los centros de donación voluntaria de sangre y plasma, comedores, trabajos de contención y redes de asistencia espiritual.

Comentarios Facebook