El hijo de un paciente recuperado de Covid agradece al personal del Hospital Pirovano

“Por ustedes mi papá volvió a vivir y hoy lo tenemos en casa”, celebra Damián Pigliapoco en una emotiva carta, tras un mes y medio de internación.

  • 366
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Damián Pigliapoco, vecino de Villa Urquiza y lector de El Barrio, nos envió una sentida carta en la que agradece al personal del Hospital Pirovano por haberle “salvado la vida” a su padre Leonel, quien se recuperó de coronavirus tras un mes y medio de internación.

“Comenzó con síntomas preocupantes, se realizó el hisopado y le detectaron Covid positivo el 2 de septiembre -relata Damián-. Llamamos al SAME y fue ingresado al Hospital Pirovano con una gran ligereza y atención: desde la llegada de la ambulancia al domicilio, pasando por la Guardia, hasta el traslado inmediato -ante la gravedad del cuadro- a la Unidad de Terapia Intensiva, donde permaneció durante más de 20 días con un tratamiento impecable que le ha salvado la vida”.

El Hospital Pirovano, ubicado en Monroe 3555, es un emblema de Coghlan y la salud pública argentina.

“Destaco el acompañamiento del área médica, que nos informó con llamados diarios la evolución de papá, así como también de área social del hospital. En estos momentos tan difíciles, en donde la presencia de un virus peligroso obliga al paciente a transitar de manera solitaria todo el proceso de la enfermedad, han logrado llevar certeza a la familia, haciéndonos sentir cerca y saber que estaba en las mejores manos”, agrega.

Tras superar la terapia intensiva su padre fue trasladado, dentro del mismo hospital, a las Salas de Rehabilitación Intensiva post Covid-19 (SARIP), donde “en poco tiempo lograron que volviera a la vida casi normal”. El 19 de octubre fue dado de alta y ahora continúa con rehabilitación y curaciones pero de forma ambulatoria.

La Unidad de Terapia Intensiva del Hospital Pirovano trabaja a destajo desde el comienzo de la pandemia.

“Esta sala -milagrosa, la llamo yo- está conformada por un equipo interdisciplinario de salud integrado por enfermeros, médicos clínicos, kinesiólogos, fonoaudiólogos, nutricionistas, psicólogos, musicoterapeutas y trabajadores sociales, que en conjunto realizan un abordaje en pos de la pronta recuperación de las personas que son derivadas desde la UTI y aún requieren de cuidados especializados”, describe.

“A todos/as ustedes no me alcanzan las palabras para agradecer lo que han hecho durante todo este mes y medio de internación en el hospital. Gracias al trabajo que realizaron, mi padre volvió a vivir y hoy lo tenemos en casa”, concluye emocionado.

Comentarios Facebook
  • 366
  •  
  •  
  •  
  •  
  •