El mosquito del Dengue se volvió inmune al frío y sigue activo en invierno

Un equipo de biólogos del CONICET descubrió que la población de Aedes aegypti, transmisores del Dengue, produce huevos más longevos y resistentes a las bajas temperaturas.

  • 40.1K
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Un equipo de biólogos del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) descubrió que, a través de la diapausa, la población de mosquitos Aedes aegypti -transmisores del Dengue, Zika y Chikungunya- produce huevos más longevos y resistentes, lo que posibilita su expansión hacia zonas más frías. El hallazgo fue difundido por Estefanía Cendón en Periferia, un portal periodístico independiente sobre ciencia y tecnología en Argentina y América latina.

Según informa el artículo, el proyecto de investigación fue financiado por la Agencia I+D+i y tiene como investigadores responsables a los biólogos Sylvia Fischer y Raúl Campos, con la participación de un equipo de becarios pertenecientes a la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA y el Instituto de Limnología Dr. Rául A. Ringuelet.

Pedro Montini, Sylvia Fischer y María Sol De Majo. Foto: Portal Periferia.

“Uno de los interrogantes que motivaron la investigación fue comprender cómo el Aedes aegypti, un mosquito cuya distribución en el planeta está casi restringida a regiones tropicales y subtropicales, sobrevive en una región templada como Buenos Aires. También se propusieron reconocer qué estrategias implementa para pasar la temporada fría”, cuenta Cendón.

“Hace un par de años descubrimos, en pruebas realizadas en el laboratorio, que los huevos no eclosionaban a temperaturas favorables, entre 20 y 22° C, temperaturas en las generalmente se produce la eclosión -afirma la bióloga Sylvia Fischer-. Esto se debe a que los mosquitos Aedes aegypti de Buenos Aires pueden hacer diapausa, una respuesta adaptativa que les permite aguardar temperaturas más favorables por la llegada de la primavera”.

El equipo de investigación dirigido por Fischer y Campos se planteó si era posible que los mosquitos Aedes aegypti hayan adquirido la capacidad de poner huevos en diapausa. Iniciaron para ello un experimento que consistió en criar a dos grupos de huevos a lo largo de todo su ciclo de vida: un grupo con fotoperiodo de verano y el otro con fotoperiodo de invierno, ambos a la misma temperatura. El siguiente paso fue comprobar cuántos huevos estaban dispuestos a eclosionar a una temperatura favorable. Aquellos que provenían de hembras criadas con luz de invierno eclosionaban mucho menos y, además, sobrevivían más tiempo en el estadio de huevo que los provenientes de hembras criadas con luz de verano.

Imagen
Los investigadores comprobaron que los mosquitos de hembras criadas con luz de invierno sobrevivían más tiempo en el estadio de huevo, a la espera de mejores temperaturas. Foto: Portal Periferia.

Este descubrimiento explica que en Argentina se haya agravado la situación por el aumento de contagios de Dengue, ya que con más de 43 mil casos en 2020 se superó el máximo registro histórico. El último parte del Boletín Integrado de Vigilancia del Ministerio de Salud de la Nación informó que los casos de dengue en la última temporada ya superan en un 9% a la temporada 2015/2016, que hasta el momento era la más abrupta. Las víctimas fatales ascienden a 24.

En la Comuna 12 se habían diagnosticado 393 de los más de 7.000 casos que sumaba la Ciudad de Buenos Aires hasta la semana pasada, estadística que la colocaba en el 7º lugar con 194 infectados cada 100.000 habitantes. De ellos, 265 se localizan en Villa Urquiza, 68 en Coghlan, 27 en Villa Pueyrredon y 33 en Saavedra.
Comentarios Facebook
  • 40.1K
  •  
  •  
  •  
  •  
  •