Entrevista a Pablo Messina: “No me sorprende que Macri haya espiado periodistas”

El conductor de C5N y vecino de Parque Chas figura en una lista de trabajadores de prensa que fueron vigilados durante el gobierno anterior.

Por Tomás Labrit
tlabrit@periodicoelbarrio.com.ar

Pablo Messina terminó de conducir su programa de los sábados en C5N y, pasadas las 21, emprendió el regreso a casa. El viaje desde Chacarita, donde están los estudios del canal, a su domicilio en Parque Chas lo resolvió en apenas un puñado de minutos, dada la escasa circulación vehicular por la cuarentena.

Después de la cena en familia se puso a mirar una película y, ya en la madrugada del domingo, antes de irse a dormir, empezó a recibir varios mensajes en su celular de diferentes amigos y colegas. En todos los casos el motivo del contacto era el mismo: avisarle que su nombre figuraba en una lista de periodistas que habían sido espiados durante el gobierno de Mauricio Macri.

En el Día del Periodista, Pablo Messina se enteró que había sido espiado por el gobierno anterior junto con un grupo de 400 colegas.

Según denunció ante la Justicia federal Cristina Caamaño, actual interventora de la AFI, en la gestión anterior se ordenaron tareas de inteligencia contra más de 400 periodistas que se acreditaron para la Cumbre del G20 en 2018 -entre los que se encuentra Messina- y también contra académicos, empresarios y organizaciones sociales que participaron de la XI Conferencia Ministerial de la OMC en 2017.

La causa recayó en el juzgado federal de Marcelo Martínez De Giorgi, que a su vez investiga otra reciente denuncia que hizo la AFI contra la administración anterior sobre supuesto espionaje a más de ochenta dirigentes políticos, muchos del por entonces oficialismo, a través de sus correos electrónicos.

Macri y Arribas, en la mira de la Justicia por espionaje ilegal.

En el escrito, Caamaño pidió que se cite a declaración indagatoria al ex director general de la AFI Gustavo Arribas; a la ex subdirectora general Silvia Majdalani; y al ex presidente de la Nación Mauricio Macri “en su calidad de responsable de fijar los lineamientos estratégicos y objetivos generales de la política de Inteligencia Nacional”.

“La verdad no me sorprendió la noticia -reconoce Messina, en diálogo con El Barrio-. El espionaje ilegal por parte de los servicios de inteligencia no es nuevo en Argentina, pero con Macri sentía que todo estaba fuera de control. Tengamos en cuenta que asumió la presidencia estando procesado por una causa de escuchas de cuando era jefe de Gobierno y además fue denunciado por espiar a su propia familia”.

“No cae bien saber que se usaron fondos públicos para revisar tus redes sociales, ver cómo pensás y armar una ficha, más cuando se autoproclamaba como un Gobierno que respetaba todas las ideologías, la independencia de los poderes y la república”, agrega el locutor, ex conductor de CN23 y Radio Del Plata.

Las tareas de espionaje se realizaron a más de 400 trabajadores de prensa acreditados en la cumbre del G20 en 2018.

-Mirándolo en retrospectiva, ¿recordás algún indicio que en su momento te haya hecho sospechar de que estabas siendo vigilado?

-No, no creo haber sido seguido. Deben haber observado mi actividad en las redes sociales, donde siempre fui activo en publicar lo que pienso, que es lo mismo hace 20 años. Si eso ocurrió la verdad no está bueno, sobre todo por mi familia.

-Ya hay una causa judicial en curso. ¿Sabés si te van a citar a declarar?

-No soy especialista en el tema, pero me comentaron que en un tiempo prudencial nos deberían entregar las fichas y los perfiles que hicieron sobre nosotros. Hasta el momento no tuve ningún contacto formal, entiendo que la Justicia va a proceder en los próximos días.

En C5N conduce los sábados de 17 a 21 “Minuto a Minuto” con Abigail Lassalle y durante la semana hace móviles como cronista.

-Al margen de esta denuncia, ¿cómo viviste los últimos cuatro años, en los que trabajaste en un medio claramente opositor al por entonces Gobierno?

-Fueron muy duros. Después de 18 años perdí mi trabajo en Radio del Plata -algo que no fue solo culpa del macrismo, sino también de los empresarios que se hicieron cargo de la emisora- y también mi puesto en CN23, aunque afortunadamente fui reubicado en C5N. Pero en el canal había mucha incertidumbre porque parecía que iba a cerrar, entonces el estrés y los problemas siguieron. Hoy la situación está mejor, pero la pandemia tampoco ayuda. Realmente fueron cuatro años para el olvido que espero no se repitan.

-Imagino que habrás visto con buenos ojos la victoria de Fernández en octubre…

-Sí, claro. Mis ideas no tienen que ver con el libre mercado, la meritocracia y el ‘sálvese quien pueda’, sino con una presencia estatal fuerte, una regulación de los poderes concentrados y una renta más distribuida. Los proyectos neoliberales no van conmigo.

“Los últimos cuatro años fueron muy duros”, dice Messina.

-¿Cómo analizás el rumbo del Gobierno en el marco de la pandemia?

-Creo que las medidas que se tomaron son las correctas. No había forma de sostener una demanda elevada de camas de terapia intensiva y respiradores si no se ganaba tiempo, y eso se ha logrado. Esto no quiere decir que se pueda relajar la situación porque un pico extremo en la época del año que estamos viviendo puede ser catastrófico. Obviamente, las posibilidades económicas de la Argentina no son las mismas que las de otros países de Europa y va a sufrir una crisis, pero estoy de acuerdo en la forma en la que se está manejando el tema. Recordemos que Macri bajó de rango al Ministerio de Salud y lo desfinanció completamente. Funcionarios del área me han contado que, cuando Ginés González García se hizo cargo de la cartera, no había ni hojas para imprimir.

-Te pregunto, por último, del barrio. ¿Hace cuánto vivís en Parque Chas?

-Desde siempre. Me crié en el barrio y fui a la escuela Petronila, donde ahora cursa mi hija. Mi abuelo, un italiano oriundo de Sicilia que hacía plumeros, fue uno de los compradores en los primeros loteos de Parque Chas. Viví toda mi vida acá salvo unos años en Villa Urquiza. Es un barrio que adoro y al cual no cambio por nada.

-¿Qué es lo que más te gusta de la zona?

-Las casas bajas, su tranquilidad, conocerte con los vecinos de la cuadra, el aire que se respira, las plazas… Al tener muy cerca a Agronomía, es una suerte de pulmón en medio de la Ciudad. Pero lo que más me gusta es lo difícil que resulta llegar si no vivís acá (risas). Es muy raro que salga y no haya una persona que me pregunte por alguna calle. Siempre sos como un guía de turismo.

Comentarios Facebook