Entrevista a Vanesa González: “Le tomé mucho cariño al Teatro 25 de Mayo”

La actriz recuerda su paso por la sala de Villa Urquiza, cuenta cómo lleva la cuarentena y habla del futuro del rubro artístico después de la pandemia.

Por Tomás Labrit
tlabrit@periodicoelbarrio.com.ar

-¿Cómo estás transitando la cuarentena? 

-Bastante bien, tratando de tener toda la paciencia posible. Para mí siempre es un buen plan estar en casa, aunque ahora obviamente no es una elección sino lo que toca para cuidarnos. Como tengo una elíptica, en la semana entreno 50 minutos por día y eso me ayuda a mantenerme de buen humor. También trato de leer cuando puedo y estoy tomando clases de dramaturgia, aunque me cuesta la idea de estar tanto tiempo sentada adelante de una pantalla. Además tengo un perro y estoy en permanente contacto con él, algo que está buenísimo en estos tiempos que vivimos.

-¿Y cómo estás en el plano laboral? ¿En qué medida te afectó el largo parate de la actividad?

-Estoy cuidando mucho mi economía porque en este momento no tengo ingresos. Igualmente, siendo actriz, ya estoy acostumbrada a que la realidad fluctúe mucho.

A fines de marzo, justo cuando se decretó la cuarentena, iba a estrenar “Jauría” en el Teatro Picadero.

-La actuación seguirá interrumpida por un tiempo más, al no estar considerada como actividad “esencial”. ¿Se comenta alguna fecha estimada de regreso?

-Creo que va a ser una de las últimas actividades en restablecerse, lo cual es entendible pero implica que no haya trabajo por el momento. Se habla de julio, agosto o septiembre, pero yo intento pensar ya en el año que viene, quizás para que no sea tan fuerte la noticia en caso de que así ocurra o por el contrario para que me sorprenda para bien si se restablece antes. Supongo que las medidas que estamos tomando como consecuencia del virus las vamos a mantener por un largo tiempo.

-Muchos artistas están pidiendo flexibilizar las restricciones y -con un determinado protocolo- volver a actuar, ya que es su único sustento económico. ¿Ves viable esta posibilidad?

-Si me baso en los plazos que comentaba anteriormente, no sé si eso va a ser posible ya. Quizás se pueda hacer teatro con una menor capacidad de público, manteniendo una distancia prudencial. Estaría buenísimo que eso suceda.

Tiene 33 años y una larga trayectoria en teatro, TV y cine. Fuente: LA NACION – Crédito: Martín Lucesole

-¿Cómo imaginás la “nueva normalidad”? ¿Creés que va a cambiar el rubro a raíz de la pandemia y las prevenciones sanitarias que implica?

-Honestamente no lo creo. Me parece que es un momento que hay que transitar, pero que va a pasar. Ojalá lo que nos cambie sea la cabeza y el alma en un montón de aspectos, sobre todo en la tolerancia y en la empatía con el otro. Hay gente que la está pasando verdaderamente mal, sin casa y sin nada para comer, que está muriendo porque no tiene las condiciones para tomar las medidas de prevención que se requieren. Espero que hagamos cambios desde el punto de vista humano, lo demás en algún momento va a volver a las formas que ya conocemos.

-Desde hace varios años -y hoy especialmente- abundan en la tele las llamadas “latas” extranjeras y se ven cada vez menos ficciones nacionales. ¿Cómo vivís esta situación, habiendo transitado buena parte de tu carrera en la TV?

-Me encantaría que se produjera mucha más televisión nacional y también que crecieran las posibilidades de guión en nuestro cine. Creo que tenemos mucho por construir todavía y la industria podría crecer muchísimo más si ganáramos en confianza y en capacidad de trabajo en equipo. Lo que me parece que sucede con las tiras extranjeras es que, más allá de que ofrecen un producto que está terminado, los guiones se alejan del costumbrismo y, al pertenecer a culturas tan distintas, despiertan la curiosidad del público.

En la reciente serie de Netflix “Apache” interpretó a la madre adoptiva de Carlos Tévez.

-Uno de tus últimos trabajos fue en “Apache”, la serie de Netflix sobre la vida de Carlitos Tévez. ¿Ves posible que, en un futuro no muy lejano, las ficciones dejen la televisión y pasen al streaming?

-Me parece que es lo que va a pasar. La tele va a pararse más en programas de entretenimiento y noticias y la ficción va a virar hacia las plataformas, que ofrecen libertad e independencia al público, con la posibilidad de ver un contenido cuando pueda o tenga ganas, sin estar atada a un horario impuesto por la TV.

-Si no recordamos mal, la última obra de teatro en la que actuaste fue “Las de Barranco”, en el Centro Cultural 25 de Mayo, justo cuando la sala estaba cumpliendo 90 años. ¿Cómo recordás tu paso por ese mítico escenario de Villa Urquiza?

-Fue muy feliz. Es un teatro en donde siempre adoré ir a ver espectáculos, así que cuando me tocó trabajar sentí mucha felicidad. Es un edificio clásico a nivel estructural, muy bello, y se siente mucho el amor que le tiene el barrio. Es muy distinto hacer funciones ahí que en el Centro o en la calle Corrientes, que también tienen su encanto pero están en zonas mucho más urbanas. Le tomé mucho cariño y empaticé con la lucha de los vecinos para que siga vivo y tan cuidado como está.

El año pasado integró el elenco de “Las de Barranco”, clásico de Gregorio de Laferrere, que se presentó en el 25 de Mayo.

-¿Sos de Villa Urquiza o tenés vínculos con la zona?

-Estoy viviendo cerca, en Colegiales, pero en verdad soy de Banfield. Viví ahí hasta los 15 y después me vine a Capital. Al principio pasé por barrios más céntricos y cuando me empecé a acercar a la zona de Colegiales, Villa Ortúzar y Villa Urquiza, noté que son lugares que cooperan mucho con la alegría del día a día. Los árboles, la vida de barrio, el escuchar tus pasos cuando caminás por la cale… Vivir en un barrio, y a la vez poder estar en la Ciudad, tiene un encanto muy especial.

Crédito de foto de portada: Axel Indik/ Para Ti

Comentarios Facebook