Entrevista con el Lic. Alfredo Neurburger

En una entrevista con EL BARRIO, el Lic. Alfredo Neurburger, coordinador de los Consejos Barriales de Prevención del Delito y la Violencia, sostuvo que decreció el índice de criminalidad en Saavedra.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

(Edición del Mes: 6 Año: 1999 )

En una entrevista con EL BARRIO, el Lic. Alfredo Neurburger, coordinador de los Consejos Barriales de Prevención del Delito y la Violencia, sostuvo que decreció el índice de criminalidad en Saavedra.

Entrevista con el Lic. Alfredo Neurburger

“Si la gente decente se encierra en sus casas, ganan los ladrones”

En una entrevista con EL BARRIO, el Lic. Alfredo Neurburger, coordinador de los Consejos Barriales de Prevención del Delito y la Violencia, sostuvo que decreció el índice de criminalidad en Saavedra. También brindó detalles de la actividad que desarrollan el Gobierno de la Ciudad y los vecinos dentro del Programa de Seguridad Ciudadana.

Por Daniel Artola

Saavedra tuvo preeminencia con hechos muy violentos. Su situación de barrio fronterizo con la avenida General Paz potencia la facilidad de huida de los ladrones hacia la provincia. Pero en términos relativos, no está entre los lugares más conflictivos y los propios vecinos que han trabajado en el tema de la seguridad reconocen que hay una tarea efectiva de la policía”, dice el Lic. Alfredo Neurburger, coordinador de los Consejos Barriales de Prevención del Delito y la Violencia, que conoce de cerca el problema porque vivió hasta hace unos meses sobre la calle Melián. Para el funcionario, la participación ciudadana hizo la diferencia en el mejoramiento de la seguridad y en la puesta en práctica de medidas preventivas.

-¿Cuáles son las características de los Consejos Barriales?

-Están inspirados en los modelos que se aplican en España, Gran Bretaña y Canadá: fomentan la participación de la gente que sufre las consecuencias de los robos. Nadie mejor que el propio vecino para señalar los inconvenientes en materia de seguridad. Entonces, los consejos organizan a los damnificados para que libremente decidan que tipo de calidad desean para el servicio de seguridad. No van a determinar cuántos policías estarán en una esquina porque esa no es su función sino de la autoridad, pero sí controlar la marcha de las medidas que se ponen en práctica. En Saavedra ya realizamos dos reuniones preliminares con una repercusión muy buena. En poco tiempo se pondrá en marcha el Consejo Barrial.

-Después de trabajar en los Consejos, ¿la gente tiene otra mirada sobre la seguridad y la violencia?

Sí, efectivamente. Las personas llegan con mucha bronca. Luego, con la mente fría, comienzan a entender la complejidad del problema. Nosotros colaboramos tomando contacto con la policía y los asesoramos sobre cuáles son sus derechos para que los hagan valer ante las autoridades. También sugerimos que adopten ciertos cuidados domésticos y elaboramos el mapa de los puntos conflictivos del barrio. Por ejemplo, la existencia de un baldío mal cerrado que puede albergar a gente indeseable, una calle sin iluminación o una patota que se adueña de una plaza y que atemoriza al vecino que pasa por allí. Lo fundamental es recuperar el espacio público. Si la gente decente se encierra en sus casas, ganan los ladrones.

-¿Cuál es la razón de la violencia urbana?

-Los fenómenos sociales tienen múltiples factores. El deterioro de la calidad de vida, la marginalidad, la droga y la juventud sin trabajo pueden ser algunos de ellos. A este cuadro se le suma la falta de valores que la sociedad honesta acepta como tales. Matar por matar demuestra que estos valores no tienen vigencia para los delincuentes. Es muy probable que arrastren maltratos y falta de ejemplos éticos y morales. Cuando se dice “crimen irracional”, en realidad ese acto tiene su racionalidad dentro de los códigos de quien dispara un arma. Porque se crió dentro de la lógica de la violencia.

-¿Qué tipo de soluciones hay que implementar?

-Se debe trabajar sobre las causas y no sobre las consecuencias. Proponer más cárceles o endurecer las penas no es el camino. Está comprobado que el delito no decrece. Se debe prevenir. Es decir, detectar al delincuente cuando se está iniciando en el robo. Porque comienzan con un estéreo y después pasan a mayores. Por eso es vital que la gente denuncie cualquier tipo de robo.

-Muchos no van a la comisaría porque creen que es una pérdida de tiempo.

-En parte puede ser así. Por eso los Consejos canalizan la comunicación con la policía. Ahora bien, si tenemos en cuenta que se denuncia solo el 30 por ciento de los delitos que se comenten no vamos a lograr tener un cuadro exacto de la situación. Se necesita un cambio de actitud.

-Algunos sectores acusaron al Código de Convivencia Urbana de favorecer la inseguridad.

-El Código puede tener sus fallas, pero las críticas giraron en torno al tema de los travestis. Hubo una campaña política para quitarle valor. No es cierto que la policía tenga las manos atadas. Por eso a las reuniones llevamos a los fiscales del fuero contravencional para que expliquen cuáles son sus facultades para actuar.

-Aparte de los fiscales contravencionales, se está por implementar la figura del fiscal penal en las comisarías

-Se desató un debate. Hay muchos fiscales que se mostraron en contra de desarrollar su actividad en las seccionales. Y desde otro sector se defiende esa modalidad. Otro elemento que contribuiría para mejorar la calidad de la seguridad es que policía pase de la órbita del Ministerio del Interior de la Nación a la jefatura de Gobierno de la Ciudad. (N. de la R.: el tema esta trabado por discrepancias en el financiamiento. La administración de Fernando De la Rúa exige que la Nación le otorgue la partida presupuestaria correspondiente).

DATOS UTILES

Programa de Seguridad Ciudadana, Secretaría de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Dirección: Cochabamba 1571. Tel: 4304-3504.

Comentarios Facebook
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •