Hoy es el Día Internacional de los Museos

La fecha busca concientizar sobre la importancia de estas instituciones culturales.

  • 61
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Desde 1977, todos los 18 de mayo se celebra el Día Internacional de los Museos. La jornada mundial, organizada por el Consejo Internacional de Museos (ICOM), tiene como objetivo concientizar sobre la importancia de estas instituciones para el intercambio y el enriquecimiento cultural.

La Comuna 12 cuenta, entre sus atractivos culturales, con el Museo Histórico Cornelio Saavedra, ubicado en Crisólogo Larralde 6309. Está rodeado por un extenso parque que se recuesta sobre la avenida General Paz, límite entre la ciudad de Buenos Aires y los partidos de San Martín y Vicente López.

Nacido el 6 de octubre de 1921, en sus diez salas de exhibiciones permanentes expone su variado patrimonio, que desde 1921 se fue enriqueciendo a partir del legado fundador de Ricardo Zemborain.

https://twitter.com/MuseoSaavedra/status/1262439619280453633

Breve historia

La institución abre sus puertas inicialmente con el nombre de Museo Municipal de Buenos Aires. Así se hace efectivo el deseo del coleccionista Ricardo Zemborain (1872-1912), quien por voluntad testamentaria había legado sus colecciones artísticas e históricas a la entonces Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires.

Su primera sede funcionó en la planta alta de Corrientes 939. En 1936, debido al ensanche de la calle Corrientes, se trasladó a Cerrito 281, y en mayo de 1937, a Quintana 84-88. En 1941, la Comisión Interventora de Vecinos del Concejo Deliberante resuelve destinar “el edificio existente en la ex estancia Saavedra para sede del Museo” y decide darle el nombre de “Cornelio de Saavedra”.

El museo funcionó originalmente en Corrientes 939.

La sede actual del museo fue la casa de la chacra de Luis María Saavedra -político, militar y sobrino de Cornelio-, construida entre 1870 y 1880. Típica villa de familia pudiente de arquitectura italianizante, con planta en forma de “U”, techos de azotea con pretil y pórtico de líneas corintias, contaba con dependencias para el personal de servicio, vivienda para el mayordomo, cocheras, galpones para la cría de toros y caballos, corrales para ovejas, cabras y cerdos, un hermoso palomar y un tambo.

El arquitecto Manuel Domínguez modificó la casa adaptándola al estilo de las quintas aledañas a Buenos Aires de la primera mitad del siglo XIX. La obra significó la mutilación de la hermosa casona de Luis María Saavedra, típico exponente de la arquitectura de la segunda mitad del siglo XIX. Así, el 25 de mayo de 1942, el viejo museo abrió sus puertas en su nueva y definitiva sede.

Antigua postal de la vivienda de Luis María Saavedra, devenida luego en museo.

Poco después, en 1947, se decidió integrar las colecciones del Museo de la Ciudad de Buenos Aires, que funcionaba en Fray Cayetano 65, del barrio de Flores. Se recuperó parte de sus colecciones y, con ellas, su propósito original vinculado con la historia de la Ciudad desde su fundación hasta el presente. En 1964 se sumó un segundo edificio y en 1980, con motivo del notable incremento patrimonial, un tercero con el que se conforma la actual estructura edilicia.

Patrimonio cultural

En sus diez salas de exhibiciones permanentes se expone el patrimonio del Museo, que desde 1921 se fue enriqueciendo a partir del núcleo fundacional de Ricardo Zemborain, cuyo objeto es ofrecer diversas reflexiones sobre la historia, la política, la economía y la vida social a partir de sus colecciones de platería urbana, mobiliario y objetos de arte y decorativos (en dos ambientaciones de un salón porteño de la primera y de la segunda mitad del siglo XIX), peinetones y alhajas femeninas (colecciones Miguel Gambín y Zemborain), vestimenta y elementos de las modas y las costumbres masculinas y femeninas de siglo XIX, y platería rural (Colección Alfredo y Sara Davis de Keen).

A través de las salas, el museo propone diversas reflexiones sobre la historia, la política, la economía y la sociedad.

De esta manera se ha constituido un patrimonio de más de veintitrés mil objetos, cuya variedad permite obtener una amplia visión de la historia de Buenos Aires, una ciudad que fue capital de un virreinato, de una provincia y de la Nación, en los aspectos políticos, sociales y económicos, y disfrutar al mismo tiempo de la calidad artística de las mismas.

Comentarios Facebook
  • 61
  •  
  •  
  •  
  •  
  •