Jorge Bergoglio cumple siete años como Papa

Monseñor Guillermo Karcher, vecino de Saavedra y ex alumno del Dulcísimo, le sostuvo el micrófono en su discurso inaugural.

Tras el humo blanco que emergió de la chimenea de la Capilla Sixtina a las 19.06 -hora italiana- del 13 de marzo de 2013, el cardenal Jorge Mario Bergoglio se asomó al balcón del Vaticano y saludó a una multitud fervorosa que aguardaba desde hacía horas en la Plaza San Pedro.

En ese instante, mientras el mundo entero escuchaba las primeras palabras del “Papa del fin del mundo”, otro argentino -vecino de Saavedra, para más datos- era en un mismo acto testigo y actor privilegiado de un momento histórico para la Iglesia Católica: por primera vez en dos milenios, un americano era elegido como su máxima autoridad.

Monseñor Guillermo Javier Karcher (51), quien trabaja desde 1997 en la Curia Romana, fue quien le sostuvo el micrófono al Sumo Pontífice durante su discurso de asunción. Karcher es desde el 22 de diciembre de 2006 ceremoniero pontificio, integrante del Ufficio delle Celebrazioni Liturgiche del Sommo Pontefice. Se trata de un organismo autónomo del Vaticano al cual le compete la preparación de todo lo necesario para las celebraciones litúrgicas y sagradas, tanto del Santo Padre como de aquellas que se realizan en su nombre.

Cerca del barrio

Karcher transcurrió su infancia en Machaín y Congreso, frente a la Comisaría 49, barrio de Villa Urquiza. Tomó la Primera Comunión en la Parroquia Dulcísimo Nombre de Jesús y, tras cursar la primaria en la Escuela República de Costa Rica, regresó al “Dulce” para hacer el secundario entre 1977 y 1981. En la actualidad mantiene estrechos vínculos con Saavedra, ya que cuando viene de visita al país se instala en su casa de Jaramillo y Superí.

En diciembre de 2015, durante sus vacaciones en Buenos Aires, condujo la misa por el 70º aniversario de la Parroquia Dulcísimo Nombre de Jesús, templo donde forjó su vocación religiosa, y luego se tomó unos minutos para dialogar con EL BARRIO en el patio del colegio.

“Nunca dejé de sentirme miembro de esta comunidad. Cada vez que vuelvo a Saavedra me acerco a celebrar una misa”, le contó al periódico. Leé la entrevista completa en este link: https://bit.ly/3aUdcPW

Antes de partir a Roma, Karcher posó con la edición de enero de 2016, que lo tuvo en tapa.
Comentarios Facebook