La cuarentena se extendería hasta el 24 de mayo, pero la Ciudad pedirá flexibilizar más actividades

El vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, dijo que le presentarán un plan a Alberto Fernández para “ir generando una movilidad gradual de la economía”.

  • 56
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El domingo 10 de mayo concluye la tercera fase de la cuarentena decretada por el Gobierno Nacional en el marco de la pandemia de coronavirus, pero todo parece indicar que -al menos en la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano bonaerense, donde se concentra la mayoría de los infectados- las medidas estrictas de aislamiento se extenderían como mínimo por dos semanas más, hasta el 24 de mayo.

En ese sentido, el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, anticipó hoy que la Ciudad presentará a Alberto Fernández un plan para flexibilizar nuevas actividades y de esa manera “ir generando una movilidad gradual de la economía”. “Hasta el 10 de mayo la cuarentena será como está y, en adelante, lo que vamos a hacer es presentarle diferentes alternativas al presidente, de acá al jueves, analizando sectores profesionales en los que la movilidad no es tan alta”, contó el funcionario, en diálogo con radio La Red.

Santilli dijo que la Ciudad le presentará al Gobierno Nacional un plan para flexibilizar nuevas actividades a partir del 10 de mayo.

Entre las actividades que se irían flexibilizando se destaca el sistema de “take away”, modalidad que implica retirar en el lugar los pedidos de locales gastronómicos. “Puede mejorar al comerciante en el pago de los salarios de sus empleados y además no pone más gente en la calle, que ya está trabajando con delivery”, explicó.

Otro sector que podría gradualmente retomar el funcionamiento es el de la construcción, “en sus diferentes facetas y por metros cuadrados”, aunque Santilli planteó como inconveniente que “el 75% de los obreros de la construcción de la Ciudad vive en la provincia de Buenos Aires y su medio de transporte es el tren, el colectivo o el subte”, donde podrían multiplicarse los contagios.

La construcción en la Ciudad podría retomar gradualmente la actividad.

Una posible solución sería “diferenciar horarios” y que la actividad comience de 6 a 14, o de 7 a 15, para evitar horarios pico, teniendo en cuenta que el sector de la construcción congrega una movilidad estimada de 270 mil personas.

Cabe recordar que, a partir de hoy lunes, en la Ciudad de Buenos Aires es obligatorio el uso del “tapabocas” incluso en el espacio público y se impondrán sanciones económicas a quienes no cumplan con la medida. Antes se requería utilizar protección facial únicamente en los comercios, en el transporte público y en dependencias de atención al público.

Comentarios Facebook
  • 56
  •  
  •  
  •  
  •  
  •