La Imperial se reinventa como paseo gastronómico para afrontar la pandemia

Además de su conocida oferta pastelera, el tradicional comercio de Monroe y Pacheco ahora cuenta con sectores de carnicería, fiambrería y vinería. “Es un mini market en el que podés encontrar de todo”, destaca su encargado.

  • 51
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

A mediados de agosto reabrió sus puertas La Imperial, emblemática panadería y confitería de Villa Urquiza, en su nueva faceta como carnicería, fiambrería y vinería. La reorientación del rubro se debió a las restricciones sanitarias por la pandemia de coronavirus, que desde marzo pasado impiden la aglomeración de personas en el interior de los locales gastronómicos.

La Imperial, ícono de Villa Urquiza, se reconvirtió por la pandemia en un pequeño paseo gastronómico.

“Fue un cambio grande pero por suerte arrancamos muy bien”, destaca Claudio Fernández, encargado del comercio ubicado en Monroe 4947, entre Pacheco y Díaz Colodrero. En su renovada versión, La Imperial ahora se presenta como un paseo gastronómico con una amplia oferta de productos: carnes, pollos, achuras, quesos, jamones y embutidos, además variedad de vinos, cervezas y bebidas alcohólicas y nutridas góndolas de autoservicio con aceites, vinagres, sales, frutos secos y productos para celíacos, entre otra mercadería de primera calidad.

El nuevo sector de fiambrería ofrece mercadería de primer nivel.
También se destaca la carnicería, que presenta diversos cortes y precios convenientes.

Para alegría de los nostálgicos, el local no sólo conserva su nombre sino también su tradicional producción pastelera, donde se destacan los panes, las masas finas y los postres caseros, preparados en el día. “La Imperial ahora es un mini market en el que podés encontrar de todo”, describe Fernández, y subraya que tanto el local como sus empleados cuentan con todas las medidas sanitarias necesarias para evitar contagios de coronavirus.

Los vinos, de diferente tipo y precio, protagonistas en la nueva cara de La Imperial.

Fundada por José OssoPedro Marchese y Antonio Galli, la confitería llevaba más de 50 años de actividad en Villa Urquiza y era un sinónimo de los mejores postres, tortas y masas. La imposibilidad de recibir clientes en las mesas del salón a causa de la pandemia obligó al comercio a reorientar su rubro y apostar por un pequeño mercado gourmet, que ya está en pleno funcionamiento y conserva la esencia que lo hizo famoso en el barrio.

Datos útiles
La Imperial
Monroe 4947, Villa Urquiza
Cel.: 11-4048-0057 (pedidos y delivery)

Comentarios Facebook
  • 51
  •  
  •  
  •  
  •  
  •