La Unidad de Terapia Intensiva del Hospital Pirovano cumplió 41 años

“Este equipo multidisciplinario trabaja las 24 horas, los siete días de la semana, para salvar la vida de nuestros pacientes”, celebraron desde el área.

  • 172
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

En el marco de la pandemia de coronavirus, y en la antesala de las Fiestas, la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) del Hospital Pirovano cumplió 41 años de servicio. “Este equipo multidisciplinario trabaja las 24 horas, los siete días de la semana, para salvar la vida de nuestros pacientes”, celebraron los integrantes del área a través de un posteo en Facebook publicado el 20 de diciembre.

“Yo formé parte del grupo de fundadores que inauguramos la terapia junto a la Dra. Miseta y tantos otros profesionales que llevo en mi corazón. Fueron 16 años de compañerismo, crecimiento profesional y personal. Felicitaciones a los que hoy llevan la posta en este tiempo tan difícil”, comentó Rina Villanueva, quien fuera enfermera de la institución de Monroe 3555, Coghlan.

“Orgullosa de haber trabajado en la UTI durante 15 años. Guardo hermosos recuerdos de mi queridos compañeros”, agregó su colega Gabriela Cipullo. “Felicitaciones por la entrega y nivel profesional a todo el personal”, aportó Oscar Ernesto Cesario, trabajador jubilado del Hospital Pirovano, entre muchos otros comentarios.

Parte del equipo de Terapia Intensiva del Hospital Pirovano.

Una vida salvada

En octubre pasado compartimos una emotiva carta de Damián Pigliapoco, vecino de Villa Urquiza y lector de El Barrio, quien agradeció al personal del Hospital Pirovano por haberle “salvado la vida” a su padre Leonel, recuperado de coronavirus tras un mes y medio de internación.

“Destaco el acompañamiento del área médica, que nos informó con llamados diarios la evolución de papá, así como también de área social del hospital. En estos momentos tan difíciles, en donde la presencia de un virus peligroso obliga al paciente a transitar de manera solitaria todo el proceso de la enfermedad, han logrado llevar certeza a la familia, haciéndonos sentir cerca y saber que estaba en las mejores manos”, contó en aquella oportunidad.

Leonel Pigliapoco logró superar el coronavirus gracias al destacado trabajo del personal del Hospital Pirovano.

Tras superar la terapia intensiva su padre fue trasladado, dentro del mismo hospital, a las Salas de Rehabilitación Intensiva post Covid-19 (SARIP), donde “en poco tiempo lograron que volviera a la vida casi normal”. El 19 de octubre fue dado de alta y luego continuó con rehabilitación y curaciones de forma ambulatoria.

“A todos/as ustedes no me alcanzan las palabras para agradecer lo que han hecho durante todo este mes y medio de internación en el hospital. Gracias al trabajo que realizaron, mi padre volvió a vivir y hoy lo tenemos en casa”, concluyó emocionado.

Comentarios Facebook
  • 172
  •  
  •  
  •  
  •  
  •