Los Reservorios del Parque Sarmiento albergan a 40 especies de aves nativas

En los últimos diez años se avistaron macáes, patos barcinos, pollonas, Martín Pescador y garzas. Además hay registros de presencia de lagartos overos, uno de los reptiles más grandes de Sudamérica.

  • 1.8K
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Según relevamientos realizados desde 2002 por la Agrupación Vecinos por la Ecología y luego continuados desde el año 2008 por el Club de Observadores de Aves (C.O.A.) “Taguató”, de Saavedra y Núñez, y recientemente también por la Dirección General Áreas de Conservación del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, los reservorios del Parque Sarmiento albergan al menos a 40 especies de aves nativas residentes durante todo el año.

En los últimos diez años se registraron más de 100 especies, tales como macáes, patos barcinos, pollonas, Martín Pescador y garzas. Además hay registros de lagartos overos, uno de los reptiles más grandes de Sudamérica, paseándose por el parque gracias a la poca circulación de personas.

Macáes de pico grueso, una de las especies afincadas en las aguas de los reservorios.

La información sobre la biodiversidad que se encuentra en los reservorios ubicados dentro del pulmón verde fue aportada por Damián Fanelli, miembro del Club de Observadores de Aves “Taguató” y autor de las fotografías que ilustran esta nota.

“Luego de los ajustes en el Código Urbanístico de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires por parte de la Legislatura porteña a fines de 2002, los reservorios se incorporaron como una nueva reserva ecológica. Se encuentran dentro del Parque Sarmiento desde 2014 y tienen como fin albergar el agua excedente de grandes lluvias que convergen en el arroyo Medrano; de esta manera se mitigan las inundaciones periódicas de la zona. La descarga hacia el Río de la Plata se produce al concluir las precipitaciones”, dice el comunicado.

El informe de prensa agrega que la tierra de los reservorios se usó para rellenar la desembocadura del Medrano, sobre la cual se terminó concretando el traslado del Tiro Federal Argentino en una maniobra de interés inmobiliario al venderse el predio de dicho club para construir el denominado “Parque de la Innovación”. Sobre el relleno estaba proyectada una planta de separación de residuos, pero fue reubicada en una plaza del barrio de Saavedra por medio de la modificación del Código Urbanístico.

La garza blanca, con las rejas de la calle Andonaegui como fondo.

“A través de una licitación el Gobierno de la Ciudad compró plantas exóticas invasoras y algunas nativas, que fueron incluidas de acuerdo a un diseño realizado por un grupo de paisajistas. En las macetas de dichas plantas llegaron accidentalmente semillas de diversas especies nativas y otras se encontraban en el mismo parque, las cuales fueron llevadas principalmente por el viento y otras depositadas por el agua del arroyo cuando desbordaba. Los espejos de agua y la siembra de madrecitas (Cnesterodon descemmaculatus) y plantas acuáticas de la especie Elodea  fueron atrayendo una variada biodiversidad de fauna”, fundamenta el texto.

Comentarios Facebook
  • 1.8K
  •  
  •  
  •  
  •  
  •