Los trenes de la Línea Mitre no pararán en Coghlan, Drago y Pueyrredon

La medida regirá a partir del martes 26 de mayo y alcanzará a otras ocho estaciones ubicadas en la Ciudad de Buenos Aires, en el marco de la nueva etapa de la cuarentena por el Coronavirus.

La empresa Trenes Argentinos Operaciones, dependiente del Ministerio de Transporte de la Nación, informó que -en el marco de la nueva etapa del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio- a partir del martes 26 de mayo próximo permanecerán cerradas once estaciones ferroviarias ubicadas en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. También que se incrementarán los controles de permisos de circulación a fin de que los servicios sean utilizados sólo por trabajadores esenciales y exceptuados.

En consecuencia, los trenes de pasajeros de la Línea Mitre no se detendrán en la siguientes estaciones: Tres de Febrero, Colegiales, Coghlan, Drago, Pueyrredon, Lisandro de la Torre y Rivadavia. La Línea Roca no tendrá abierta la estación Hipólito Yrigoyen. Por su parte, los servicios del Sarmiento no pararán en Floresta y Villa Luro y en la Línea Belgrano Sur en Presidente Illia. Los usuarios de la Comuna 12 podrán apelar a medios alternativos de transporte o bien, en el caso de la Línea Mitre, tomar el tren en las estaciones General Urquiza y Saavedra.

Imagen

Según la empresa Trenes Argentinos Operaciones, se reforzaron las medidas de control para que el viaje de las personas que realizan tareas exceptuadas cumpla con todos los requisitos de salubridad indispensable y se incrementó el proceso de limpieza y desinfección de los espacios comunes, las zonas de contacto de las formaciones y los molinetes y terminales SUBE.

A la llegada de cada uno de los trenes a las cabeceras, se efectúa una limpieza integral de los pasamanos, pisos y zonas de contacto de todas las formaciones con amonio cuaternario, un sanitizante con efecto residual que elimina virus, bacterias y hongos. Asimismo, la empresa informa que se “proseguirá la colocación de señalética que funciona como separadores de distancia en las zonas de molinetes, andenes, boleterías y locales comerciales habilitados de las estaciones de las cinco líneas metropolitanas”.

Las estaciones cabeceras Plaza Constitución, Retiro y Once de Septiembre cuentan con cámaras termográficas que miden la temperatura corporal de los pasajeros que ingresan a las terminales, de modo no invasivo, y permiten aislar a las personas febriles para evitar que el transporte se transforme en un vector de contagio. En las paradas intermedias este control lo realiza personal propio con termómetros de mano.

Comentarios Facebook