Mosaicos porteños

Acerca de la ira Según la teoría de los humores, la atrabilis o bilis negra es la que origina el temperamento melancólico. La bilis es símbolo de agresividad y el … Read More

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Acerca de la ira

Según la teoría de los humores, la atrabilis o bilis negra es la que origina el temperamento melancólico. La bilis es símbolo de agresividad y el colérico o atrabiliario es así llamado a causa de la biliosa agresividad que almacena. Para los que quieran ahondar en el estudio de la ira lo aconsejable es desayuno, almuerzo, merienda y Séneca.

Se trata de un pecado capital del que provienen las traiciones, las muertes, las divisiones de las familias, las disensiones, las guerras con todas sus funestas consecuencias. Aun cuando no llegue a estos excesos, es origen de muchos males porque nos hace perder el dominio sobre nosotros y especialmente turba la paz y crea enemistades. La ira, generadora de odios y rencores, generalmente llega a violar gravemente a la caridad y, muchas veces, a la justicia.

La virtud opuesta a este pecado es la paciencia. La paciencia es la virtud moral que nos enseña a sufrir y tolerar con calma los reveses e infortunios que irritan o conmueven.

Escuchémosla ahora cantar:

Canción de la Ira

de la Cantata sobre los 7 Pecados Capitales,
de Alposta y “Cholo” Mamone

Injurias, amenazas y agresiones.
El golpear, insultar y blasfemar
son mis razones.
Yo soy la que maldice
al que me contradice.
Se hace lo que yo digo.
Siempre liga un castigo
el que no está conmigo.
Soy la que muerde
y la que más ladra,
quien jamás pierde,
y en la jauría,
la última palabra
siempre es la mía.
Soy la que ronca.
Siempre con bronca
pongo en la mira
hasta al que me mira.
Soy la que ronca,
se enchiva y bronca.
¡Yo soy la Ira!

 

Acerca de Derecho Viejo y el Marne

Eduardo Arolas, el autor de Derecho Viejo, fue un bandoneonista poseedor de una modalidad de ejecución que hizo escuela; creador del “rezongo” y del “fraseo”, hizo del bandoneón un instrumento de influencia decisiva en la conformación sonora de la orquesta típica. Autor prolífico y de una excepcional inspiración, con merecido prestigio como compositor e intérprete, no tardó en ser llamado “el tigre del bandoneón”. Derecho Viejo es quizás el tango más difundido de cuantos produjo. Lo compuso en el año 1916 y fue en el café “La Morocha”, de Corrientes y Río de Janeiro.

Con respecto a su tango El Marne, recordemos que hubo dos Batallas del Marne; dos combates bélicos mantenidos respectivamente en 1914 y 1918, durante la Primera Guerra Mundial, que tuvieron lugar en las proximidades de dicho río, situado en el noreste de Francia.

Eduardo Arolas escribió este tango en enero de 1919 inspirado en la segunda de estas batallas, la que se desarrolló desde el 15 de julio hasta el 4 de agosto de 1918. El Marne es una página de singular importancia, verdadero concierto de peculiar y avanzada estructura, adelantadísima para la época. Quiso el destino que Eduardo Arolas, hijo de padres franceses, falleciese en el Hospital Bichat, de París, dejándonos sus tangos memorables y una leyenda. Fue en 1924. Tenía treinta y dos años.

 

Acerca de “El Irlandés”

Brendan Behan nació en Dublin el 9 de febrero de 1923. Dramaturgo, poeta y escritor irlandés. Militante activo del IRA, a los dieciséis años fue arrestado en Liverpool y sentenciado a tres años de prisión por intentar volar un buque de guerra inglés.

Ya en Irlanda, en 1942, fue sentenciado a otros catorce años de cárcel, por el intento de asesinato de dos detectives en el funeral de unos compañeros del IRA. Al salir del penal se le encargó la misión de rescatar a un compañero de armas de una cárcel inglesa y, en 1947, lo encontramos en la prisión de Manchester cumpliendo nueva condena. Las experiencias de la prisión fueron la principal fuente de inspiración de su obra literaria y es precisamente en esa cárcel donde empezó a escribir poesía, cuentos, teatro, novela. También comenzó a beber desaforadamente, un hábito que lo acompañará el resto de sus días.

Amado y vituperado; sus libros están llenos de canciones, de risas, de borracheras, de pubs, de viejas poesías irlandesas, de tradiciones. Behan murió el 20 de marzo de 1964, a los cuarenta y un años de edad, en un hospital de Dublin, enfermo de cirrosis. Cuanto se ha dicho acerca de él me motivó a escribir estos versos, a los que el “Tata” Cedrón les puso música.

El Irlandés

En viejos bodegones
su recuerdo pervive.
Fue un poeta ocurrente,
un hablador sublime
de voz ronca y pastosa,
cantor sentimental…
Siempre dispuesto al trago y proclive a pelear.

Juerguista y generoso.
Gastaba su dinero
como al estar de alcohol
lo gasta un marinero.
Despreciaba a la yuta,
y hoy al brindar por él,
están los que comentan
que escribía muy bien.

Pero también hay otros
-personas respetables-
que dicen con desprecio
que era un ser deleznable.
Que era sólo un desecho,
una lacra social;
un bufón sin talento,
rico en obscenidad.

Se fue entre whisky y whisky
mientras armaba un faso…
Pero están los que cuentan
que ya puesto en la mira
murió a manos de un tira
que le metió un balazo.

Las dos versiones son válidas.

Comentarios Facebook
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •