Osvaldo Stella

PELUQUERO DE VOCACION Y SOLIDARIO DE ALMA

  • 7
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

(Edición del Mes: 4 Año: 1999 )

PELUQUERO DE VOCACION Y SOLIDARIO DE ALMA

Daniel Artola

Osvaldo Stella

PELUQUERO DE VOCACION Y SOLIDARIO DE ALMA

Osvaldo Stella es el peluquero más popular de Villa Urquiza. Por su ayuda solidaria a los necesitados fue distinguido por el Gobierno de la Ciudad. Dice que él representa a miles de seres anónimos que le dan una mano a quienes lo necesitan. Recibió el premio en nombre de ellos. En esta nota detalla su labor.

Por Daniel Artola

El 5 de enero de 1999 es una fecha que Osvaldo Stella jamás olvidará: ese día fue distinguido por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires con el título de Vecino Ejemplar por cortar gratis el pelo a los pacientes del Hospital Pirovano. Este premio fue entregado por el propio jefe de la Comuna, Fernando De la Rúa, durante un acto que se llevó a cabo en la Casa de la Cultura porteña y que alcanzó a otras doce personas. El peluquero de Villa Urquiza dice que su actitud la aprendió de su madre, quien dedicaba varias horas de su día a colaborar en el Pirovano. “Si uno recibe buenos ejemplos no puede salir mala persona”, dice con sensatez. Si su mamá Antonia (81) le legó el espíritu de solidaridad, su papá José (82) no fue menos ya que le enseñó el oficio que desarrolla desde los catorce años.

Nuestro entrevistado prefiere el perfil bajo más allá de las notas en radios, diarios y televisión. Cuenta que en el barrio lleva muchos años y que por su carácter extrovertido lo conoce todo el mundo. “Yo vivo cerca del negocio; si antes tardaba una hora y media en llegar porque me paran para saludarme, ahora tardo el doble”, agrega. Vale aclarar que su actividad solidaria la tenía bien guardada. Su familia se enteró cuando le entregaron el premio. Stella es fiel a su lema: “Si hacés el bien no lo tiene que saber la gente”. El entrevistado mira a los ojos cuando habla y el cronista percibe su transparencia y honestidad. Se entusiasma cuando rescata el esfuerzo de los médicos y enfermeras del Hospital Pirovano, que trabajan con profesionalismo y amor a pesar de ciertas carencias. También recuerda que colaboró en el neurosiquiátrico Borda.

Con una ayudita de mis amigos

Pero esta vocación hacia el prójimo, que le depara tantas satisfacciones, le trajo hace un tiempo un problema de agotamiento físico que lo obligó a disminuir la actividad. Sin embargo, su local -que está a pasos de la estación Drago- es el centro donde se juntan distintos elementos para donar a entidades de menores o dinero para ayudar en algún caso de una operación costosa. “Acá tengo una alcancía donde guardo el dinero que deja la gente -explica-. A veces vienen abuelitos que no tienen plata para pagar el corte. Yo los atiendo igual y les pido que dejen una moneda para colaborar con alguna colecta”. De hecho, en medio de la charla con EL BARRIO llegó una persona a buscar las donaciones para un chico que debe ser intervenido en el exterior.

Osvaldo nació en Elcano y Alvarez Thomas, ahora vive en Monroe y Alvarez Thomas junto a su familia -su esposa María Elena y sus hijas Lorena Paula (17) y Florencia Flavia (13)- y está feliz de ser un vecino del lugar. Le preguntamos sobre sus rincones preferidos de la zona, pero no menciona alguno en particular. Diplomático, dice que le gustan todos los lugares de paseo. En cuanto a sus pasiones fútbolisticas, se proclama fanático hincha y socio de River Plate. Este cronista, que simpatiza por la misma camiseta, lo consulta por la continuidad del alicaído Ramón Díaz y no duda en defenderlo: “Debe quedarse porque es hombre del club”. Aparte del fútbol, le gusta la natación. Valoriza la vida de la familia en los clubes, ya que relaciona a los chicos entre sí y los aleja de los peligros de la calle. “Hay que volver a la costumbre del club de barrio, donde se reunía sanamente”, expresa.

Los espejos donde mirarse

Para el entrevistado los medios de comunicación deben rescatar los valores fundamentales de la sociedad, que son la familia y el amor a prójimo. Dice que no tenemos que olvidarnos de aquellos seres que por su obra se han transformado en benefactores de la humanidad. Cita a Jonas Salk y a Albert Sabin. Advierte que no es perfecto y que no quiere ser ejemplo de nadie. En él la solidaridad es algo natural, como respirar. Está visto que quiere aprovechar la charla para hablar de los demás. No conoce a Narciso. Está convencido que quien ayuda al otro se ayuda a sí mismo. Como gran referente en su vida surge la figura de la Madre Teresa de Calcuta. "Ella no fue perfecta porque no supo qué es tener hijos, pero desde su condición de ser humano con errores supo elevar su espíritu y dar amor al necesitado", dice mientras extiende un papel con palabras de la misionera. Entonces, eleva la voz y lee emocionado algo así como su propio lema: "El resguardo más eficaz, la sonrisa. La fuerza más potente. La fe. La cosa más bella de todas, el amor. Sin amor al prójimo no se puede vivir".

Y tiene razón.

UN PAPA NOEL DELGADO

Osvaldo Stella es flaco y su buen estado físico se debe, en parte, a los partidos de fútbol que juega los domingos por la mañana. Pero a la hora de alegrar a los chicos del barrio, durante las vísperas de Navidad no duda en aumentar su abdomen con un almohadón disimulado entre las ropas de Papa Noel. “Aunque parezca, mentira mis hijas nunca me vieron llegar en un Nochebuena vestido de esa manera”, comenta. Queda claro que sus hijas se sienten orgullosas aunque no las sorprenda disfrazado con la barba blanca.

Comentarios Facebook
  • 7
  •  
  •  
  •  
  •  
  •