Otro choque en Olazábal y Donado, la esquina más peligrosa de Villa Urquiza

Fue entre un vehículo utilitario y una moto. El promedio de accidentes de tránsito en esa intersección es de dos por mes. Los vecinos reclaman hace años la colocación de un semáforo.

La esquina de Olazábal y Donado se ha convertido en la más peligrosa de Villa Urquiza gracias a su creciente historial de incidentes viales. Hoy se produjo el tercer choque del año y el séptimo de los últimos cuatro meses, que involucró a un vehículo utilitario y una moto, seguramente favorecido por la calzada resbaladiza. Intervinieron tres patrullas de la Policía de la Ciudad, que cortaron el tránsito. La moto se llevó la peor parte y quedó tirada sobre Donado. Afortunadamente no hubo heridos de consideración.

El de hoy fue el séptimo choque en los últimos cuatro meses. Varios de ellos fueron de gravedad. Los vecinos ya perdieron la cuenta de cuántos accidentes hubo en los últimos tres años. Foto: Luis Remón.

En noviembre de 2019 ocurrieron, con apenas un día de distancia, dos graves accidentes de tránsito en la intersección. El primero ocurrió el jueves 14 por la mañana, cuando un auto chocó con una ambulancia, que volcó y quedó destruida. Por la violencia del impacto, el conductor de la unidad de traslado fue internado en el Hospital Pirovano y debieron intervenir la Policía de la Ciudad y los Bomberos. El segundo choque fue pocas horas después, en la madrugada del viernes 16, en este caso entre dos autos. Y el 19 de diciembre a la madrugada hubo un nuevo accidente.

En lo que va de 2020, hubo otras dos colisiones. La primera ocurrió el 9 de enero e incluyó un espectacular vuelco, con un herido grave.

La segunda ocurrió el 12 de febrero y fue testigo por Gastón Lacroix, vecino de la cuadra, cuyo departamento tiene una vista “privilegiada” del cruce. “En esta esquina se producen unos tres accidentes por mes. Basta caminar todos los días por el lugar para ver restos de ópticas y plásticos”, asegura Gastón.

“Esta intersección es una trampa, ya que el tránsito que viene por Donado no tiene perspectiva del que llega por Olazábal a toda velocidad, al tomar la onda verde. Se necesita colocar un semáforo con urgencia”, alertamos en junio del año pasado en nuestras redes sociales, luego de que se produjera un choque entre un auto y un motociclista, también con un herido hospitalizado.

“Desde que se inauguró el sapito de Donado el tránsito no cesó y, sumado al nuevo asfalto y la eliminación de la cuneta en Olazábal, se registra una mayor velocidad una vez que abre el semáforo de Monroe. Los vecinos ya perdieron la cuenta de la cantidad de choques que se produjeron en esa esquina”, analizaba Sergio Calandra, el Fiscal de las Calles, en su columna de marzo de 2018.

Este peligroso cruce de la avenida es, junto con el de Miller, uno de los dos que carece de semáforo entre Constituyentes y Naón (unos dos kilómetros de traza). Nos preguntamos lo de siempre: ¿hace falta una tragedia para que las autoridades de Tránsito del Gobierno de la Ciudad tomen cartas en el asunto?

Comentarios Facebook