Pizzería Oliva repartió casi 2.000 viandas a vecinos necesitados de Villa Pueyrredon

El comercio gastronómico de Villa Urquiza, conocido durante la pandemia por su ayuda social, contó con la colaboración de la comisarías de la zona para el traslado y la entrega de la mercadería.

  • 22
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Pizzería Oliva repartió este lunes más de 1.700 viandas a personas en situación de calle y vecinos carenciados de Villa Pueyrredon. La actividad se desarrolló en Av. del Fomentista 3004, entre Albarellos y Escobar, y contó con la colaboración de las comisarías de la zona. El horario previsto para la entrega de porciones era el mediodía. Sin embargo, a raíz de la gran cantidad de gente que se acercó, pese al frío y el viento, la jornada se extendió de 10 a 15 horas.

“Fue una multitud la que vino, no solo de Villa Pueyrredon sino también de San Martín y Villa Maipú, dos localidades bonaerenses cercanas al barrio”, cuenta Rosul Paredes, encargado del comercio gastronómico de Lugones 3010, Villa Urquiza, que se hizo conocido durante la pandemia por su ayuda social.

“Estamos felices. Fue un momento totalmente inesperado”, asegura el comerciante y agradece a la Comisaria Cuellar de la sede de Machaín y Congreso por la logística y donación de 2.000 mil bandejas y al Comisario Araoz de Olazábal y Andonegui por colaborar con cientos de pollos para preparar las viandas.

Pizzería Oliva repartió casi 2.000 viandas a vecinos necesitados de Villa Pueyrredon y localidades cercanas.

El local se encuentra celebrando el primer aniversario de las “Cenas de Amor”, la movida solidaria que lleva adelante desde el comienzo de la pandemia con el fin de ayudar a personas necesitadas de Villa Urquiza y barrios aledaños. “Ya llevamos entregadas más de 27 toneladas de alimento”, se emociona Rosul, que todos los martes de 20 a 23 horas sigue repartiendo unas 300 viandas a quienes se acercan al comercio.

“Con mi mujer Maribel y mis hijos Máximo y Felipe conformamos un hogar humilde de Villa Urquiza, que entendió que este no era tiempo de ganar, sino de partir el pan y compartirlo”, reflexiona con emoción el comerciante. Aquellos que puedan y deseen colaborar con la causa, solicita acercar a Lugones 3010 leche, azúcar, arroz o fideos, entre otros alimentos no perecederos, o si no depositar una donación al CBU 0720032888000036718322, del banco Santander Rio, a nombre de Rosul Paredes.

Comentarios Facebook
  • 22
  •  
  •  
  •  
  •  
  •