Por la lluvia y el viento, una marea de mosquitos invade a la Ciudad

Los especialistas aclaran que ninguno de ellos es el Aedes Aegypti, transmisor del dengue, y aseguran que irán disminuyendo cuando cambien las condiciones climáticas. El fenómeno se siente con fuerza en la Comuna 12, donde hay gran cantidad de espacios verdes.

  • 19
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Ciudad y el Gran Buenos Aires registraron en las últimas horas una invasión de mosquitos, fenómeno que los especialistas explican por la lluvia, el viento y la humedad que presentó el clima durante esta semana. A pesar de la molestia y la preocupación que la situación genera, advierten que ninguno de los ejemplares es del tipo Aedes Aegypti, transmisor de enfermedades como dengue, zika o fiebre chikungunya, y aseguran que irán disminuyendo cuando cambien las condiciones del tiempo.

El biólogo Nicolás Schweigmann, investigador del Conicet y profesor de la facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA, explicó a Télam que “el registro de grandes crecimientos en la población del mosquito como el que apareció en el AMBA, el Aedes Albifasciatus, es un fenómeno habitual de esta región vinculado a las condiciones meteorológicas”.

El especialista Nicolás Schweigmann afirma que el fenómeno se relaciona con las condiciones meteorológicas.

“La hembra pone huevos en el barro, en el pasto o en el borde de los charcos y, mientras no llueve, sigue poniendo huevos en el mismo lugar. Cuando después de una sequía viene una lluvia, todos esos huevos eclosionan juntos y provocan un súbito e importante aumento de la población de mosquitos”, describió el científico sobre el fenómeno, que se siente con fuerza en los barrios de la Comuna 12 por la presencia de amplios espacios verdes, como los parques Saavedra y General Paz.

“Este mosquito no tiene cómo proliferar en las zonas urbanas porque el avance del asfalto y el concreto le quitó los charcos y el barro que necesita para depositar los huevos, entonces dentro de unos días desaparecerán”, agregó el biólogo.

En la invasión de mosquitos no hay Aedes Aegypti, transmisor de dengue, zika o fiebre chikungunya.

En cambio el mosquito Aedes Aegypti, conocido por ser el transmisor de dengue, “no aparece en oleadas por la humedad y el calor, sino que es un mosquito domiciliario y peridomiciliario, porque son las personas las que le dan sus lugares de cría a través de pequeños recipientes donde se generan los criaderos”, comentó a La Nación Julián Antman, gerente operativo de la subsecretaría de Planificación Sanitaria del Ministerio de Salud porteño. “Lo más importante es que hoy no hay casos de dengue en la Ciudad de Buenos Aires, ni autóctonos, ni importados”, concluyó el funcionario para llevar tranquilidad.

Crédito de foto de portada: Patrick Pleul

Comentarios Facebook
  • 19
  •  
  •  
  •  
  •  
  •