Preocupa la escasa oferta de casas y departamentos para alquilar en Saavedra

Apenas el 2% de los avisos de las inmobiliarias son para renta. La cifra no difiere mucho en Villa Urquiza, Belgrano y Núñez, donde el stock de propiedades oscila entre el 4 y el 8% del total.

  • 20
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Un artículo publicado por la sección inmobiliaria del diario La Nación el pasado 30 de julio alertó que la brecha entre los inmuebles que salen a la venta y los que se ofrecen en alquiler está desequilibrada. Citan para llegar a esa conclusión datos que dio a conocer Soledad Balayan, directora de Maure Propiedades. La diferencia se acentúa aún más en barrios “periféricos” como Saavedra, Villa Urquiza y Flores y disminuye en las zonas más caras de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), como Puerto Madero, Recoleta y Barrio Norte.

“De acuerdo a las cifras de julio relevadas por Balayan en Puerto Madero, el 37% de los avisos son de alquiler y es el barrio donde la diferencia con la cantidad de unidades que hay en venta es menor. En Recoleta, en cambio, la brecha se amplía: sólo el 16% del total de los departamentos está en alquiler. En Barrio Norte, el 15%; en Palermo, el 11% y en Las Cañitas, el 9%. En la zona media de la tabla se encuentran Belgrano y San Telmo (8%) y Almagro (7%)”, señala el informe.

La variación de los departamentos en alquiler respecto a los de venta comparando 2018 con 2021, barrio por barrio. Fuente: Soledad Balayan en base a datos de ZonaProp

En tanto, los barrios en donde la proporción de avisos se encuentra más desequilibrada son Núñez, Villa Crespo, Caballito y Flores, donde del total de publicaciones sólo el 5% son de alquiler. “En Villa Urquiza, esa cifra desciende al 4%, pero la situación más preocupante es la que atraviesa Saavedra, donde el porcentaje apenas alcanza el 2%: hay casi 2.000 departamentos en venta y sólo 36 destinados a renta”, agregan. En septiembre de 2018 el porcentaje de viviendas en alquiler en el barrio del Polaco Goyeneche representaba un 9,5%.

“Hay un doble efecto: cayó la oferta de alquileres y se incrementaron los avisos de venta -analizó Balayan-. La baja en la cantidad de operaciones de venta y la ley de alquileres fueron los grandes drivers de este efecto. Se acumulan los avisos de departamentos en venta a lo largo del tiempo y no se han generado buenos incentivos para volcar propiedades en alquiler”. En el mismo sentido, la profesional precisó que, en los últimos 12 meses, el stock de viviendas en alquiler bajó considerablemente: hace un año, de cada 100 inmuebles publicados 80 estaban en venta y 20 en alquiler. Ahora, 93 son para venta y sólo siete para alquiler.

Comentarios Facebook
  • 20
  •  
  •  
  •  
  •  
  •