Proponen nombrar “Echeverría-Mártires Palotinos” a la estación de la Línea B

Es un proyecto del legislador Claudio Ferreño que busca homenajear a los tres curas y dos seminaristas fusilados en la Parroquia San Patricio de Villa Urquiza el 4 de julio de 1976, durante la última dictadura.

Compartir:

Claudio Ferreño, legislador de la Ciudad de Buenos Aires y presidente del bloque del Frente de Todos, presentó un proyecto de ley para agregar la denominación “Mártires Palotinos” a la Estación Echeverría de la Línea B de subte, ubicada en Av. Triunvirato entre Echeverría y La Pampa, barrio de Villa Urquiza.

La iniciativa parlamentaria fue expuesta el viernes pasado y busca homenajear a los sacerdotes palotinos Pedro Dufau (67), Alfredo Leaden (57) y Alfredo Kelly (43) y a los seminaristas Salvador Barbeito (29) y Emilio Barletti (23), que fueron fusilados por un grupo armado en la Parroquia San Patricio de Villa Urquiza el 4 de julio de 1976, poco después de comenzada la última dictadura cívico-militar.

Un mural recuerda a los cinco religiosos asesinados de la Congregación Palotina.

Conocido como la “Masacre de San Patricio“, se trata no sólo del episodio más sangriento que jamás haya ocurrido en el barrio (muchos confunden el límite y consideran que el templo de Echeverría 3900 se encuentra en Belgrano), sino que también es el capítulo más oscuro en la historia de la Iglesia Católica en la Argentina.

“La dictadura autodenominada ‘Proceso de Reorganización Nacional’, que tuvo lugar entre 1976 y 1983, pisoteó absolutamente todos los derechos humanos que nuestra legislación nacional y las distintas convenciones internacionales protegieron a lo largo de nuestra historia. En ese sentido, una de sus caras más aberrantes se pudo observar en lo que se conoció como la Masacre de San Patricio”, explica Ferreño en su proyecto, que será debatido por la Comisión de Cultura de la Legislatura.

La llamada “Masacre de San Patricio” ocurrió en la madrugada del 4 de julio de 1976.

“Tanto los sacerdotes como los seminaristas tuvieron una vida de servicio al prójimo, enfocada especialmente en los más humildes. En medio de un clima de amenazas y persecución política, ellos eligieron no callar y ser fieles a Dios y al Evangelio antes que a los poderosos de este mundo”, destaca el legislador.

“Los padres palotinos dejaron una marca indeleble en nuestra sociedad -agrega-. Su valentía y la de sus compañeros de congregación asesinados no puede ser olvidada, por lo que recordarlos en una estación de subterráneo próxima a la Parroquia de San Patricio como lo es Echeverría de la Línea B es tan sólo uno de los miles de homenajes que se merecen estos verdaderos hombres de servicio”.

El legislador Claudio Ferreño propone homenajear a los mártires palotinos incorporando su nombre a la Estación Echeverría de la Línea B.

Apoyo vecinal

Este martes la Mesa por la Memoria y los Derechos Humanos de la Comuna 12, con sede en Triunvirato 5791, Villa Urquiza, le envió una carta al diputado Claudio Ferreño en señal de apoyo a “tan reparadora iniciativa”.

“Sin duda, la imposición del nombre ‘Mártires Palotinos’ a la actual Estación Echeverría reconoce, como bien dice el proyecto, la devoción por los más humildes y la no resignación a aceptar la profunda desigualdad que imponía la dictadura”, subrayan los integrantes de la agrupación, constituida por
representantes de organizaciones sociales, culturales, sindicales, políticas y de DDHH de los barrios de Villa Urquiza, Saavedra, Coghlan y Villa Pueyrredon.

La Mesa por la Memoria había colocado baldosas en recuerdo a los mártires palotinos en la vereda de la parroquia.

De concretarse este homenaje, que también cuenta con el apoyo de las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, se sumará a los monolitos y a las baldosas conmemorativas colocadas por la Comunidad Palotina junto a la Mesa por la Memoria y los Derechos Humanos de la Comuna 12 en el año 2018 en la vereda de la Parroquia San Patricio.

“Este nuevo hito, por lo que su nombre representa, vendrá a formar parte del Circuito de Lugares con Memoria de la Comuna 12 que esta Mesa viene promoviendo desde 2009, entre los que se encuentran la Parroquia San Patricio en Villa Urquiza, la Plaza Madres del Pañuelo Blanco en Saavedra y las baldosas que homenajean a los 149 detenidos-desaparecidos de la Comuna 12, junto a otras señales y marcas urbanas que el Terrorismo de Estado dejara en nuestro territorio”, concluyen.

Comentarios Facebook
Compartir: