Reclaman que se reabra una sala UTI en el Instituto de Rehabilitación Psicofísica

Los trabajadores de la institución pública de Belgrano explican que la unidad, hoy muy necesaria por el contexto de pandemia, fue inaugurada en 2017 pero nunca habilitada por falta de personal.

  • 15
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Trabajadores del Instituto de Rehabilitación Psicofísica (IREP) de la Ciudad de Buenos Aires nucleados en ATE reclaman al Gobierno porteño que abra una sala de cuidados intensivos inaugurada en 2017 pero nunca puesta en funcionamiento por falta de personal. Los profesionales de la institución, ubicada en Belgrano y destinada a personas con discapacidades motoras, argumentan el pedido ante el “incremento de pacientes internados con Covid-19”.

“En 2020 no hubo casos de coronavirus entre los internados pero este último mes tuvimos ocho pacientes contagiados de los cuales dos fallecieron y cuatro se recuperan de la enfermedad”, detalló el enfermero de planta Eduardo Mamami según consignó Página/12 este lunes 31 de mayo. “Otros dos pacientes están conectados a un tubo de oxígeno en una sala tipo pabellón”, describió con preocupación.

La UTI que piden reabrir se encuentra en el segundo piso del instituto, ubicado en Echeverría 955, y está “totalmente equipada, con monitores, camas,  respiradores y oxígeno central”, aunque en la actualidad funciona como depósito ante el faltante de profesionales. “Se necesita que se tomen enfermeros capacitados, personal médico y kinesioólogos”, solicitan con urgencia desde IREP.

Sobre la institución

El Instituto de Rehabilitación Psicofísica (IREP), dependiente del área de Salud del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, lleva 65 años al servicio de la comunidad como un referente a nivel nacional en rehabilitación. Atiende principalmente pacientes con discapacidades motoras, aunque también pueden acudir quienes padezcan patologías relacionadas a secuelas de lesiones medulares, accidentes cerebro vasculares (ACVs), malformaciones congénitas del aparato locomotor, parálisis cerebrales, enfermedades neuromusculares, reumáticas y esclerosis múltiple, entre otras.

Los pacientes pueden ser derivados de otros hospitales o pueden acudir al IREP en forma espontánea. Una vez que el paciente ingresó al establecimiento, se trabaja con un equipo multidisciplinario formado por profesionales de las distintas áreas: terapistas ocupacionales, kinesiólogos, psicólogos, psicopedagogos, fonoaudiólogos, odontólogos, enfermeros y trabajadores sociales. De considerarse, el instituto posee, además, un sector de internación que funciona de forma programada según criterio de admisión.

Comentarios Facebook
  • 15
  •  
  •  
  •  
  •  
  •