Saavedra: un policía de civil mató de un disparo a un presunto delincuente

El efectivo de la Ciudad, que se encontraba de franco, asegura que el joven de 29 años intentaba robarle el celular. La familia de la víctima denuncia un caso de gatillo fácil, práctica que tiene varios antecedentes en el barrio.

  • 30
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Un policía de civil mató a un presunto delincuente en Superí al 4300, a metros del Parque Saavedra. El hecho ocurrió este lunes por la noche, cerca de las 20 horas, y causó conmoción entre los vecinos de la zona. Efectivos de la comisaría vecinal 12 A arribaron al lugar luego de recibir un llamado al 911 por un enfrentamiento armado. Según las fuentes policiales, hallaron tirado en la calle a un hombre muerto de al menos un balazo y se entrevistaron con un oficial de la Policía de la Ciudad que estaba de franco y denunció que el fallecido le había intentado robar un celular que había ido a vender a esa zona.

Siempre de acuerdo con la versión del policía, consigna Télam, el efectivo ofrecía un celular marca Samsung Galaxy S21 a través de la aplicación Marketplace de la red social Facebook y había pactado en la calle Superí al 4600 un encuentro para su venta con una mujer, aunque en el lugar apareció un hombre que extrajo un arma de fuego, le arrebató el teléfono tras un forcejeo y escapó a la corrida en dirección al Barrio Mitre, en Saavedra.

El episodio ocurrió el lunes, alrededor de las 20, en Superí al 4300, Saavedra. Foto: captura de pantalla.

Durante la huida, el oficial porteño se identificó, dio la voz de alto e inició la persecución, pero, siempre según la versión del policía, el presunto delincuente efectuó varios disparos que fueron repelidos por el oficial y todo terminó en el pasaje Ortiz de Zárate, donde cayó el sospechoso muerto. Se trata de Juan Francisco Ghergo, un joven de 29 años que residía en el Barrio Mitre, a tres cuadras del lugar del hecho, y tenía un pedido de captura vigente por robo, una denuncia por violencia de género y antecedentes por drogas.

Familiares, vecinos y allegados de Ghergo se acercaron a la escena al enterarse de lo sucedido y se generaron algunos incidentes con la policía, que finalmente fueron controlados. Ante este hecho se abrió una causa judicial que quedó en manos del Juzgado Criminal y Contravencional Número 13, a cargo de la jueza Elizabeth Alejandra Paisan, y que es investigada por el fiscal José María Campagnoli.

Efectivos de la Policía de la Ciudad se trasladaron hasta la escena. Foto: Infobae.

Denuncias de gatillo fácil y antecedentes

La viuda del presunto ladrón dio una versión totalmente diferente de la situación y sostuvo que su pareja no era “ningún ‘chorro’ y no tenía un arma de fuego” y que al momento del tiroteo “tenía una bolsa y 500 pesos en el bolsillo porque había salido a comprar” galletitas para su hija.

“A mí me avisó un vecino que Juan estaba tirado acá. Cuando vine corriendo lo vi a mi marido tirado en el piso, con sangre en la cabeza, y me empezaron a reprimir. Vi cosas muy turbias, dicen que mi marido salió a robar, que estaba armado. Mi marido no es barrabrava de Platense, mi marido es hincha de Platense. Que vos vayas a la cancha no significa que seas barrabrava”, aseguró Florencia en diálogo con TN, denunciando un caso de gatillo fácil.

Juan Francisco Ghergo, la víctima, era vecino de Saavedra e hincha de Platense, con antecedentes penales. Foto: Infobae.

De comprobarse, no sería el primer hecho de este tipo en Saavedra. Cabe recordar que el 15 de febrero de 2012, en un allanamiento en horas de la madrugada en ese mismo barrio, murió fusilado por el policía Rodrigo Valente el joven de 19 años Alan Stefano Tapia, que no era quien estaba siendo buscado. En el juicio, el fiscal pidió la absolución de Valente por considerar que el operativo se realizó “en un barrio peligroso”. “Tapia no vivía en Puerto Madero -dice- ni en la Islas Seychelles, vivía en Villa Mitre” (sic). Un fallo dividido finalmente absolvió al policía.

Otro antecedente en el barrio ocurrió el domingo 30 de setiembre de 2013, en la Plaza Alberdi. En esta oportunidad hubo dos policías involucrados, uno de la Bonaerense y otro de la Metropolitana. El primero le habría disparado a Eric Ponce, la víctima de 29 años, luego de una pelea, tras una presunta broma.

Más acá en el tiempo, el 1 de marzo de 2014, cuando recién comenzaba el sábado de carnaval, el joven de 24 años del Barrio Mitre Gonzalo Crespo fue acribillado por la Policía. Un cabo de la Federal, Javier Almirón, lo había perseguido hasta la concentración de las murgas del barrio. El asesinato de Gonzalo produjo la reacción de una gran cantidad de jóvenes del barrio.

A estos tres antecedentes fatales se suma el caso de Jorge Portillo, un joven de 20 años que perdió la movilidad de sus piernas luego de recibir un disparo en medio de un enfrentamiento entre vecinos de Saavedra que pretendían saquear un supermercado y un grupo de policías. El hecho ocurrió el 20 de diciembre de 2001, en medio del estallido social que derivó en la renuncia del presidente Fernando De la Rúa.

Comentarios Facebook
  • 30
  •  
  •  
  •  
  •  
  •