Saavedra: una parada del 130 se convierte en lodazal los días de lluvia

Es la de Goyeneche y Balbín, que carece de un piso de cemento y dificulta la espera de los pasajeros. Hace un año, el “Fiscal de las calles” Sergio Calandra había denunciado un caso similar a tan sólo unos metros, solucionado tras la difusión en El Barrio.

  • 32
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La vecina Myriam Agustoni nos escribió por correo electrónico para denunciar que la parada del colectivo 130 ubicada en Goyeneche y Balbín, barrio de Saavedra, se convierte en un “lodazal” durante los días de lluvia. Esto se debe a que la terminal carece de un piso de cemento y en consecuencia obliga a los pasajeros a esperar las unidades sobre el césped, que con la caída de agua se convierte en una amplia y resbaladiza superficie de barro.

“Tomé esta foto esta mañana, sábado 20 de marzo, en Goyeneche y Balbín. ¿Se supone que este lodazal es la parada de la línea 130? Harta de ver, por ejemplo, inútiles enredaderas de plástico en las rejas de las calles de Recoleta, me pregunto: ¿es que para la pavada hay dinero y para lo necesario no alcanza?”, escribió indignada la lectora, junto a una elocuente imagen del sector.

Crédito: Myriam Agustoni

Un caso similar -y a tan sólo metros del lugar- había sido denunciado en enero de 2020 por Sergio Calandra, colaborador de El Barrio conocido en las redes sociales como el Fiscal de las calles, quien explicó entonces que “desde que se inauguró el túnel de Av. Balbín, en agosto de 2018, las líneas 71, 110 y 130 se detienen en una parada improvisada al aire libre en Av. Goyeneche, con el piso de tierra y sin un refugio para guarecerse en los días de lluvia”.

Hace un año, y muy cerca, se había reportado un problema similar en otra parada de colectivo.

Una semana después de la nota, titulada “Pasajeros en el barro”, una cuadrilla del Gobierno de la Ciudad se acercó a la esquina y comenzó a reparar el sector. “Hay problemas cotidianos que parecen ser menores en las agendas presupuestarias, pero generan una gran incomodidad en los vecinos. Y éste era un claro ejemplo. Atender las pequeñas necesidades diarias, sobre todo las referidas a transporte público, debería ser una prioridad para las autoridades porteñas con poder de decisión. La ciudad se transforma a diario y hay que actuar conforme a ello”, reflexionó en su momento Sergio, siempre activo para denunciar y visibilizar en las redes sociales los problemas vecinales.

Comentarios Facebook
  • 32
  •  
  •  
  •  
  •  
  •