Sin actividades por la pandemia, el Club Pinocho celebra su 95° aniversario

La institución de Manuela Pedraza 5139, Villa Urquiza, se destaca por su equipo de futsal masculino.

En la tarde del lunes 20 de julio de 1925, Félix Zugasti, un muchacho de 16 años, reunió en los fondos de su casa, Colodrero 3433, a una docena de chicos de entre 10 y 12 años. Les explicó que había leído en la revista española Pinocho una proclama que instaba a fundar en cada ciudad de habla hispana un club con el nombre del personaje creado por el escritor italiano Carlo Collodi en 1883: el famoso muñeco de madera cuya nariz crecía apenas contaba una mentira.

El joven Zugasti los convenció de adherirse a ese llamado y fundar un club que se llamaría Pinocho Football Club, cuyo primer equipo estaría integrado por los chicos allí presentes. El autor de la iniciativa se ocuparía de comprar las pelotas de fútbol, las camisetas (a rayas verticales verdes y blancas) y el sello social. Por su parte, los pequeños miembros no tenían que abonar cuota alguna, pero para ser admitidos como socios debían satisfacer una tierna cláusula: saber contar el cuento de Pinocho.

Una vez aceptadas las condiciones, entre todos acordaron que Zugasti no sería jugador sino único dirigente del club y, en votación secreta, fueron elegidos como capitán y subcapitán del equipo Antonio Ríos y Raúl Domínguez, respectivamente. Por último, se resolvió declarar como insignia oficial el dibujo de Pinocho pateando una pelota, aparecido en la tapa del Nº 5 de la mencionada revista, y dar conocimiento a esa publicación de la fundación del flamante club.

En agosto de 1925, finalmente, Pinocho disputó su primer partido contra el equipo “El Dólar”, que todavía se recuerda por un insólito hecho: el encuentro estuvo a punto de no realizarse, según consta en un viejo libro de la entidad, porque los adversarios eran casi todos de “pantalón largo”.

Hoy Pinocho es famoso por su equipo de futsal, que es el que más campeonatos de AFA tiene. Foto: @PinochoFutsalOf

Pasaron 95 años de aquellos inocentes comienzos y hoy el Club Social y Deportivo Pinocho atraviesa un momento inédito para su historia: la pandemia de coronavirus, que desde el mes de marzo obliga a mantener las puertas cerradas de la institución.

Con entrada principal en la calle Manuela Pedraza 5139, a la vuelta de su lugar de fundación, Pinocho aguarda el regreso de las actividades deportivas para retomar la práctica de básquet, futsal masculino y femenino, patín, vóley, taekwondo, gimnasia, natación (en verano e invierno), boxeo recreativo, zumba y defensa personal.

“Siempre decimos que para ser un club de barrio es grande, pero para ser grande es chico”, explican Héctor Straface y Ernesto Biderman, presidente y vice respectivamente de la entidad.

Comentarios Facebook