Sin obras previstas para ampliar la red, el subte porteño cumple 107 años

Buenos Aires fue la primera ciudad de América Latina y la número 13 en el mundo en contar con este medio de transporte. En la actualidad no hay proyectadas nuevas estaciones, un parate que no ocurría desde 1973.

  • 101
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Un 1 de diciembre, pero de 1913, se inauguraba la Línea A del subte porteño. De esta manera, Buenos Aires se convertía en la primera ciudad de América Latina, de todo el hemisferio sur, de Hispanoamérica (el Metro de Madrid abrió en 1919) y la número 13 a nivel global en contar con este medio de transporte. De aquel primer tramo que unía Plaza de Mayo y Plaza 11 de septiembre (actual Plaza Miserere), hoy la red cuenta con 64 km de extensión, 6 líneas, una de Premetro y 108 estaciones.

Sin embargo, actualmente no hay obras en ejecución ni licitación alguna para la ampliación de la red de subterráneos en la Ciudad de Buenos Aires, luego de la inauguración del tramo de la línea E de Bolívar hasta Retiro en junio de 2019. Esta situación no ocurría desde 1973, hace casi medio siglo.

Acto de inauguración, el 1 de diciembre de 1913, de la estación Plaza Once encabezado por el vicepresidente de la Nación Victorino de la Plaza. Foto: Buenos Aires en el Recuerdo.

Breve historia

De acuerdo al sitio web especializado enelsubte.com, pueden distinguirse tres grandes períodos en la historia de este medio de transporte. “Una primera etapa va desde 1913 hasta 1944 y es de gran expansión, porque se construyeron y habilitaron cinco líneas”, indica la página. Fue decisiva y dio a la red su fisonomía actual, aunque sufrió parates por el desarrollo de las guerras mundiales y la crisis del 30.

El segundo tramo se extiende desde mediados del siglo XX hasta avanzados los años 80 y se caracteriza por un “estancamiento”. “Las ampliaciones realizadas en este período fueron marginales en kilometraje y de bajo impacto, ya que todas las inversiones se concentraron en una sola línea, la E, a la sazón la menos utilizada”, precisa la web. En la década del 60, además, desaparecieron los tranvías y trolebuses porteños.

Pasajeros viajando en el subte de la Línea B en 1938. Foto: Archivo General de la Nación.

La tercera etapa, según enelsubte.com, comenzó tras la recuperación democrática y fue de “una expansión a ritmo lento pero sostenido”. “Su puntapié inicial fue la extensión de la línea D a Belgrano, que se ejecutó por etapas entre 1987 y 2000, y que representó la primera ampliación de la red histórica por fuera de la línea E. Luego, en los 90 y 2000 se continuó con las extensiones de las líneas A y B. Pero el gran hito fue, sin dudas, la construcción de la línea H, la primera línea nueva desde 1944, cuyas estaciones fueron inauguradas por etapas entre 2007 y 2018”, desarrolla el sitio con gran precisión.

Esta tercera fase concluyó en 2019, con la inauguración de la extensión de la línea E a Retiro, y desde entonces no hay ninguna nueva estación de subte en obra. “La expansión de la red ha entrado en una etapa de indefinición completa a futuro y de estancamiento en lo inmediato”, describe con preocupación la página. Por otro lado, la operación de la red también está en stand by: la licitación para seleccionar un nuevo concesionario -lanzada en 2017- continúa sin definirse, a lo que se suma una merma masiva de pasajeros por la pandemia de coronavirus.

El subte en Villa Urquiza

El 26 de julio pasado se cumplieron siete años de la demorada llegada del subte B a Villa Urquiza, tras la inauguración de las estaciones Echeverría y Juan Manuel de Rosas. Fue 14 años después de que el proyecto fuera anunciado durante el gobierno comunal de Fernando De la Rúa, a diez años de las aperturas de las estaciones Tronador-Villa Ortúzar y Los Incas-Parque Chas y un lustro más tarde de la fecha prometida por contrato. Posiblemente la fecha quedará en los libros como la más importante en la historia del barrio, después de la llegada del ferrocarril en 1889.

El 26 de julio de 2013, tras varias idas y vueltas, se inauguraron las estaciones Echeverría y Juan Manuel de Rosas.

La estación Echeverría se ubica en Av. Triunvirato entre Echeverría y Juramento mientras que la cabecera, Juan Manuel de Rosas, en la intersección de Triunvirato y Monroe, con salidas también en Roosevelt. Esta última terminal adoptó en 2017, en coincidencia con el 130° aniversario de Villa Urquiza, la referencia barrial a su nombre.

Cabe recordar que hubo dos proyectos para que este medio de transporte conectara al barrio de Saavedra con el Centro porteño. La Línea D planeaba abrir la estación Manuela Pedraza en 2002, mientras que la B evaluó llegar hasta el Parque Saavedra. Ninguno de los dos, sin embargo, prosperó.

Comentarios Facebook
  • 101
  •  
  •  
  •  
  •  
  •