Tras la polémica, fueron clausuradas las mesas exteriores de la cafetería Ninina

La merienda pública de un grupo de vecinos de Villa Urquiza, ocurrida en el local de Holmberg y Monroe, había generado en las últimas horas un fuerte malestar en nuestras redes sociales.

  • 304
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

En las últimas horas, luego de las reacciones en las redes por la merienda pública de un grupo de vecinos de Villa Urquiza, las mesas exteriores de madera de la cafetería Ninina fueron clausuradas con fajas de peligro. Desconocemos si la medida se debió a una intervención del Gobierno de la Ciudad o fue el propio local el que la adoptó, ante la repercusión de la noticia.

Según varios testigos, desde que se autorizó la apertura de los negocios gastronómicos exclusivamente para funcionar bajo la modalidad “take away”, el consumo al aire libre era una práctica habitual todos los fines de semana en el bar de Holmberg 2464, casi esquina Monroe, a pocos metros de la Sede Comunal 12. Todo esto cuando los casos y muertes diarios por Coronavirus están en aumento en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Como si no existieran restricciones, varios vecinos merendaron en las mesas de Ninina el pasado domingo 5 de julio.

El pasado domingo 5 de julio El Barrio se hizo eco de esta situación controvertida al compartir la foto del colega Franco Predazziquien ironizó al respecto desde su cuenta deTwitter: “Nosotros en Villa Urquiza ya entramos en la Fase 38. ¿Ustedes por cuál van?”. Este breve texto, acompañado por su foto alusiva, generó en la tarde del domingo un aluvión de interacciones y comentarios en las redes sociales de El Barrio. Sólo en Facebook hubo más de 20.000 personas alcanzadas con la noticia, que tuvo más de 7.000 interacciones, casi 150 comentarios y más de 150 compartidos. En tanto, el tweet tuvo más de 50.000 impresiones y más de 15.000 interacciones en pocas horas.

El común denominador de los mensajes fue la indignación, teniendo en cuenta que los protagonistas de la imagen se encontraban a poca distancia uno de otro y en muchos casos sin barbijo, desafiando la cuarentena estricta que rige en la Ciudad de Buenos Aires y limita la circulación de personas sólo para actividades esenciales.

La repercusión del tema fue tal que llegó a C5N. Otro de los medios que se hizo eco de la noticia fue Infonews, que la definió como una “insólita violación de la cuarentena”. “En Villa Urquiza un bar de la calle Holmberg vende ‘para llevar’, pero deja las mesas en la vereda y los clientes se sientan a consumir sin distancia ni cuidados, menores incluidos”, escribió el portal en su cuenta de Twitter, que ronda los 180.000 seguidores.

Las mesas exteriores de madera de la cafetería Ninina fueron clausuradas con fajas de peligro al día siguiente del hecho.

Ninina, que cuenta con locales en el Museo MALBA y en Gorriti 4738, fue fundada por Emmanuel Paglayan. Según publicó el diario La Nación hace dos años, su CEO y principal accionista estudió Economía en la Universidad de San Andrés e hizo un MBA orientado a finanzas y estrategia corporativa en Georgetown University, en Washington DC. Luego trabajó durante 12 años en banca de inversión, fusiones y adquisiciones y fondos de Private Equity. Entre 2005 y 2011 se desempeñó como vicepresidente de Hicks Holdings en Argentina y en 2013 abrió las puertas de Ninina.

Comentarios Facebook
  • 304
  •  
  •  
  •  
  •  
  •