Un micro con extranjeros fue detenido a la altura de Saavedra

Los pasajeros habían subido en Jujuy con destino a Buenos Aires. La circulación contradice las medidas dispuestas por la pandemia de Coronavirus.

  • 200
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La noticia sorprendió a primera hora de la tarde en todos los medios. Un micro de de larga distancia de la empresa Balut fue detenido en la avenida General Paz, a la altura de Freire, cuando la circulación está prohibida en el marco del aislamiento preventivo, social y obligatorio decretado por el Gobierno a raíz de la pandemia de Coronavirus. Según indicaron fuentes judiciales, el vehículo llevaba 62 pasajeros, en su mayoría venezolanos y colombianos.

“La detención ocurrió cuando faltaban cinco minutos para las 14 y gracias a la división anillo digital, que informó que tenía visualizado el micro que circulaba por la autopista Panamericana, próximo la avenida General Paz, sentido Río de la Plata. Allí fue interceptado y escoltado por la Policía de la Ciudad hasta que detuvo su marcha a la altura de la calle Holmberg”, publicó el diario La Nación.

Operativo del SAME en la Avenida Gral. Paz. Un micro de larga distancia que salió de La Quiaca fue demorado
Tras la detención del ómnibus, se hizo presente el SAME para revisar a los pasajeros. Fuente: LA NACION. Crédito: Soledad Aznarez.

Denuncia del CELS
Desde hace dos días se conocía esta situación irregular. En su página web, el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), un organismo de derechos humanos argentino creado en 1979, advertía que el martes 31 de marzo, a última hora, las autoridades de Jujuy decidieron disponer el traslado de un grupo de personas migrantes de manera compulsiva, arbitraria e irregular.

“Estas personas, originarias de Perú, Venezuela y Colombia, habían ingresado a la Argentina para radicarse aquí o habían llegado hasta La Quiaca para abandonar el país, justo antes de que las fronteras fueran cerradas”, señala la denuncia.

El CELS manifestó su preocupación por el traslado intempestivo de migrantes y presentó un habeas corpus. Crédito de la foto: CELS.

“Entre las sesenta personas hay personas solas y familias con niñes, que se encontraban en La Quiaca y San Salvador de Jujuy desde mediados de marzo. Esta mañana fueron subidas a un micro de larga distancia sin informales con precisión hacia dónde se dirigían. En el proceso, además de la desinformación, sufrieron requisas”, agrega el CELS.

La denuncia explica que muchas de las personas trasladadas tienen necesidades de protección internacional, razón por la que ingresaron al país durante marzo con la intención de radicarse en alguna provincia. Casi 40 de ellas se encontraban hospedadas en alojamientos y comedores comunitarios de La Quiaca y cumplieron con las medidas de aislamiento social, obligatorio y preventivo establecidas por el Poder Ejecutivo Nacional, como consecuencia del COVID19. Sin embargo, la provincia decidió enviarlas sin ninguna justificación ni regulación que lo avale hacia la ciudad de Buenos Aires.

“El traslado compulsivo dispuesto por la provincia  afecta la libertad de circulación, forzando a las personas a desplazarse sin información suficiente sobre las condiciones de ese desplazamiento ni el lugar preciso al que se las está llevando ni cuál será el dispositivo previsto para su recepción en medio de una gran ciudad  en pleno aislamiento social obligatorio. Además, las obliga a cumplir con una medida desaconsejada para el cuidado de la salud. Las políticas sanitarias vigentes en el país que restringen la circulación no implican, ni avalan, este tipo de medidas”, dice el comunicado de la entidad.

Las organizaciones ANDHES (Abogados y Abogadas del Noroeste Argentino en Derechos Humanos y Estudios Sociales); CELS (Centro de Estudios Legales y Sociales); y CAREF (Comisión Argentina para Refugiados y Migrantes) presentaron un Habeas Corpus ante la Justicia Federal de Jujuy para conocer las razones del desplazamiento, el dispositivo dispuesto para garantizar que el traslado resulte seguro y las condiciones de recepción previstas para este grupo.

En la Ciudad de Buenos Aires, mientras tanto, reinaba el desconcierto. Fuentes del Gobierno de Jujuy dijeron disponer de un documento que fue elevado al secretario de Transporte de la Nación, Gabriel Bermúdez, en el que se comunicaba que los pasajeros extranjeros descenderían en las embajadas de Venezuela, Colombia, Brasil y Perú, mientras que los argentinos lo harían en la estación de ómnibus de Retiro.

Comentarios Facebook
  • 200
  •  
  •  
  •  
  •  
  •