Un párroco de Villa Urquiza mantuvo un encuentro en Roma con el Papa Francisco

Se trata de Fabián Báez, cura de María Reina, que está en la capital italiana en el marco del lanzamiento de la Escuela Política Fratelli Tutti, inspirada en la encíclica del Sumo Pontífice.

  • 9
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Fabián Báez, párroco de María Reina de Villa Urquiza, participa en Roma del lanzamiento de la Escuela Política Fratelli Tutti, que impulsa la fundación pontificia Scholas Occurrentes y se inspira en la última encíclica del Papa Francisco. En ese marco, el cura mantuvo este viernes un encuentro con el propio Sumo Pontífice, en donde aprovechó la oportunidad para regalarle un ejemplar de su reciente libro, La sociedad de la pandemia.

“La Escuela Política Fratelli Tutti es una puerta de luz y de esperanza, un acontecimiento pedagógico global que busca rehabilitar la política. Es una comunidad de hombres y mujeres jóvenes con la vocación de trabajar por el verdadero bien comun, buscando despertar la política de la misericordia, de la amistad y la fraternidad social, que son las propuestas del Papa Francisco. Es un gran privilegio ser parte de esto”, aseguró Báez en su cuenta de Twitter, donde tiene más de diez mil seguidores.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Fabian Baez (@paterfabian)

No es la primera vez que el sacerdote, a cargo del templo de Ceretti 2622 desde 2015, dialoga en persona con el Santo Padre. El 8 de enero de 2014, mientras paseaba por la Plaza San Pedro, Jorge Bergoglio lo reconoció entre la multitud y lo invitó al Papamóvil para dar una vuelta con él. “Vení, subí”, le gritó y el cura, feliz, saltó la valla de seguridad y fue al encuentro del Papa, ante la mirada atónita de feligreses y periodistas. “Me tocó el hombro y les dijo que yo era una amigo de Buenos Aires y un gran confesor. Me impactó profundamente, aunque lo considero un elogio injusto”, le contó Báez a El Barrio en 2016, aún conmovido por el encuentro, que dio la vuelta al mundo.

El vínculo entre ambos había nacido hace tres décadas, cuando un joven Fabián Báez vino a la Capital a estudiar Derecho proveniente de Misiones, su tierra natal, y Jorge Bergoglio, por entonces Obispo, era confesor en la Iglesia del Salvador. Luego de algunos años en los que perdieron el contacto, la relación se retomó cuando el sacerdote nacido en Flores regresó a Buenos Aires como Obispo Auxiliar tras una larga estadía en Córdoba. Tiempo después, fue el propio Bergoglio quien, ya en calidad de Arzobispo, ordenó sacerdote al misionero que había conocido primero como estudiante y luego como seminarista.

“Es un hombre que está conduciendo la Iglesia en un tiempo muy especial de la historia, en un mundo que está en una grave crisis económica, política y social. Yo no diría que es un Papa político: tiene una mirada trascendente de la realidad y una geopolítica extraordinaria. Yo la llamo la geopolítica de la misericordia, que es acercarse desde su condición de líder religioso a los diferentes jefes de Estado para provocar un encuentro con los más débiles. Es la voz que se levanta para proteger a los refugiados y a los más pobres”, destacó Báez sobre Francisco en la mencionada entrevista con este periódico.

Sobre la Escuela Política Fratelli Tutti

Según indica en su página web oficial, se trata de “un acontecimiento pedagógico global que busca forjar una comunidad global de jóvenes procedentes de distintas regiones y culturas, unidos en su vocación de transformar el mundo y la vida de las personas a través de la política”. La institución es liderada por Juan Ignacio Maquieyra, un joven político argentino de 34 años que recientemente se desempeñó como asesor en el gabinete porteño de Horacio Rodríguez Larreta y antes fue presidente del Instituto de la Vivienda de la Ciudad.

“La Escuela Política Fratelli Tutti está orientada a jóvenes que estén desarrollando −o deseen desarrollar− capacidad de impacto social, económica y/o política en sus comunidades y en el mundo. Buscamos co-crear con ellos una nueva mirada que se aventure a proponer nuevos paradigmas desde las periferias sociales y existenciales del planeta. El sentido profundo de nuestra búsqueda es iniciar un proceso de reimaginación del mundo que recupere la esperanza colectiva y nos permita hacer nuevas las todas cosas“, explican desde la entidad, que se inspira en la Carta Encíclica del Papa Francisco sobre la fraternidad y la amistad social.

Comentarios Facebook
  • 9
  •  
  •  
  •  
  •  
  •