Una joyita: azulejos franceses del siglo XIX revisten el patio del Museo Saavedra

Empezaron a llegar a la Argentina en 1840 y, al ser más económicos que los españoles, su uso se popularizó. La institución de Crisólogo Larralde 6309 es uno de los rincones porteños que los atesora.

  • 1.9K
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Museo Saavedra es un faro cultural del barrio y la Comuna 12. Además de sus diez salas de exhibiciones permanentes, cada rincón de su estructura tiene una historia para contar. Tal es el caso del patio y el aljibe de la institución, que están revestidos con azulejos franceses del siglo XIX. Toda una joya arquitectónica para los tiempos que corren.

De color azul sobre fondo blanco, se los denomina de Pas de Calais, por el departamento del norte de Francia del que provinieron, alrededor del año 1840. Cada pieza cuenta con tres características distintivas: un fondo blanco lechoso, motivos azules o morados y dibujos compuestos por líneas entrecortadas, puntos o pequeños dibujos.

“El primer aspecto devenía del color que tomaba el óxido de estaño, luego de la primera cocción de la pieza -explican desde la institución de Crisólogo Larralde 6309-. La misma se producía con arcilla la que, prensada y cortada a la medida correspondiente, era emulsionada con óxido de estaño disuelto en agua”.

En cuanto a los motivos de los azulejos, “se usaban principalmente el azul y el morado por cuestiones de moda y económicas. El estilo ‘puntillista’ consistía en aplicar sobre la pieza una plantilla calada (o ‘trepa’) de madera o metal, sobre la que se extendían los óxidos. Los motivos se componían por la sucesión de trazos o pequeñas figuras que quedaban coloreadas tras el horneado”.

Al resultar más económicos que los importados de España, el uso de estos azulejos se popularizó, no sólo en Buenos Aires sino también en muchas ciudades del interior. “Fueron muy utilizados para la decoración de cúpulas y cupulines de templos religiosos, como todavía puede apreciarse en la Catedral Metropolitana y en las iglesias de Montserrat, de la Concepción y de San Miguel, entre otras. Existe una enorme variedad de motivos diferentes, llegándose a identificar alrededor de 800 ejemplares diferentes”, detallan desde el Museo Saavedra, una de las instituciones que albergan a estos históricos azulejos.

Comentarios Facebook
  • 1.9K
  •  
  •  
  •  
  •  
  •