Una pizzería de Villa Urquiza da de comer gratis a 300 personas necesitadas

Los lunes y martes por la noche, el local de Lugones 3010 entrega viandas calientes a jubilados y afectados por la pandemia. “No hay partidos políticos de por medio, solo un corazón lleno de amor”, dicen.

  • 4.2K
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Aunque no lo parezca, la pandemia de coronavirus no solo ofrece malas noticias. Es que, en medio de la crisis económica y social que generó, muchísimos argentinos sacaron a relucir su costado más solidario para ayudar a quienes la están padeciendo. Ese es el caso de Pizzería Oliva, ubicada en Lugones 3010, Villa Urquiza, que entrega viandas de manera gratuita a personas necesitadas los lunes y martes de 20 a 21 horas. La noble iniciativa nació hace tres meses y así la relata Rosul Paredes, su hacedor, encargado junto a su esposa del local gastronómico.

Rosul Paredes, dueño de Pizzería Oliva, preparando las viandas solidarias.

“Por la pandemia casi no teníamos ventas, estaban muy bajas, pero sentimos en nuestro corazón que, a pesar de esa situación, mucha gente necesitaba un plato de comida caliente. Entonces invertimos mil pesos para comprar lentejas y arroz y así fue como surgió la “Cena de Amor”, que organizamos todos los lunes y martes de nueve a diez de la noche. Comenzamos con personas en situación de calle -recibimos a más de 40 en las primeras semanas-, después sumamos a jubilados y trabajadores afectados por la pandemia y progresivamente fuimos recibiendo a cada vez más personas. Hace un mes eran 200 y hoy ya estamos entregando entre 250 y 300 viandas entre los dos días”.

El local reparte cerca de 300 viandas entre lunes y martes.

La iniciativa es sustentada íntegramente por la economía familiar de Rosul y su esposa, “con esfuerzo, dedicación y mucho amor”. “Nunca tocamos la puerta de ninguna institución -aclaran-. Tampoco hay partidos políticos de por medio, sino un corazón lleno de amor hacia nuestros hermanos, que tienen la necesidad de buscar algo caliente. Nuestra única bandera es la celeste y blanca de Argentina”.

“Acá no hay partidos políticos de por medio, sino un corazón lleno de amor”, asegura Rosul.

Agradecidos por la acción solidaria, los vecinos del barrio les acercan arroz y fideos para colaborar con la viandas y, además, le sacan fotos al cartel emplazado en la puerta, donde se informa la “Cena de Amor”, para difundirla a través de las redes sociales. “Hay un Dios vivo, en acción, que nos abraza y motiva a hacer esto”, concluyen.

Comentarios Facebook
  • 4.2K
  •  
  •  
  •  
  •  
  •