Vecinos de Villa Urquiza buscan salvar de la tala a un cedro centenario

Mediante una petición en Change, advierten que el árbol -ubicado en el fondo de una casa vendida de Blanco Encalada 5368- será reemplazado por la pileta y el solárium de un futuro edificio.

  • 121
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Mediante una petición publicada en la plataforma Change.org, la vecina Jazmín Miller pide no talar un cedro centenario ubicado en el terreno de una vieja propiedad de Villa Urquiza, supuestamente para reemplazarlo por la pileta y  el solárium de un nuevo proyecto edilicio.

“La casa ubicada en Blanco Encalada 5368 fue vendida y van a construir un edificio. En el fondo de ese lote el único árbol alto, de aproximadamente veinte metros, añoso y frondoso, que se puede apreciar desde todos los departamentos contrafrentes de esta manzana. Está en peligro de tala porque el proyecto del edificio no contempla su protección”, advierte Jazmín.

En el lote de Blanco Encalada 5368, que será demolido para construir un edificio, existe un árbol centenario.

La vecina agrega que el árbol es el único pulmón de la manzana y su tala sería un grave daño a la ecología, que afectaría a todos los edificios del polígono delimitado por la avenida Olazábal y las calles Altolaguirre, Blanco Encalada y Andonaegui.

“Uno de los requisitos para la aprobación municipal de los planos establece un estudio de compromiso ambiental y vegetación nativa según el código urbanístico. Solicitamos intervenir para evitar la tala por un solárium y pileta. Se pueden buscar otras alternativas de solución constructiva para resolver dónde colocar esos amenities sin sacrificar este imponente y valioso ejemplar”, concluye la petición, que reunió poco menos de 200 firmas hasta el momento.

Algunos de los comentarios que pueden leerse al pie de la publicación reflejan el afecto de los vecinos por el árbol amenazado. “Me parece bueno preservar la naturaleza. Que los proyectos inmobiliarios se adapten a ella y no al revés”, escribe Daniel Lastra. “Basta de negocios, ese árbol nos da el oxígeno de la manzana. Desde niña crecí mirando ese pino. ¡Verde es vida!”, resume Susana Brion.

Comentarios Facebook
  • 121
  •  
  •  
  •  
  •  
  •